Desde hace tiempo vengo dándole vueltas a cómo enfocar el asunto
de las categorías (las secciones) en el weblog. Un nombre explícito,
como literatura, música o cine es útil, pero algo casposo. Publicar
un comentario en la sección “literatura” puede ser un serio
problema a la hora de incentivar el envío de noticias. Sin embargo cualquier
otra solución menos descriptiva desemboca en la inutilidad crónica
de la clasificación. Se admiten sugerencias para resolver el problema.

Mientras tanto quiero inaugurar una nueva categoría: autobombo. Aquí
los autores de este weblog (que aunque no hayan dicho esta boca es mía,
haberlos haylos) podrán hablar de sí mismos y de sus proyectos.
Aquellos que, como yo, no tengan abuela, podrán despacharse a gusto
en esta sección.

Epiezo con estas preguntas que me hizo Mario Canal hace ya unos tres años.
Puse mucho empeño en responder y puede ser un punto de partida para discutir
algunas cosas sobre diseño gráfico.


¿Cómo ves la situación del diseño en la
parcela que tú trabajas? ¿Y en general, que diagnóstico
realizas?

Vivimos un momento dificil a causa del enfrentamiento generacional y la atomización
cultural, consecuencia a su vez, de la globalización (¿parece
una contradicción?). Las personas son muy diferentes. Se nota mucho en
el diseño de interface en donde los mayores, con una alfabetización
visual más pobre, entienden antes la palabra que el pictograma y al contrario,
los jóvenes que han crecido con la tele y el cine decodifican antes el
lenguaje pictográfico. Uno debe decidir para quién diseña.

¿Se puede hablar de cambios en el diseño (actitud, intereses,
medios, formas, materiales) respecto a una hipotética generación
previa que haya trabajado en los 90?

He hablado de la alfabetización visual de los medios audiovisuales y
las diferencias que produce entre las personas. Ahora la alfabetización
de los medios interactivos acentúa más esta diferencia. Un observador
espera ver cambios producidos por él, esto, junto a la deslocalización
y la globalización del tiempo construirá en nuestra cabeza un
modelo del mundo radicalmente distinto del anterior. Veremos cosas sorprendentes.
¿El diseño consiste en vivir mejor o en hacernos creer que vivimos
mejor?¿Se sigue considerando como algo frívolo, cambiará
esta perspectiva en un futuro cercano?

El diseño cubre algunas necesidades (el diseño gráfico
cubre necesidades de comunicación, por ejemplo). Estas pueden ser tan
diferentes entre sí como las personas. El diseño puede crear necesidades
sólo si alguna persona ha necesitado crear necesidades y ha contratado
diseño para crearlas. En este caso se estaría atendiendo a la
necesidad de crear necesidades (véase a Groucho Marx en “la parte
contratante”). Como siempre, nuestro diseño es un reflejo de lo
que somos.

¿Se puede hablar de modas que se erigen como unificadoras de todos los
ámbitos del diseño? En este caso, ¿cuál es la actual?
¿Cúal podría ser la moda futura, sobre qué conceptos
se sostiene el diseño futuro?

Se puede hablar de grupos culturales con identidades diferenciadas y cada uno
con su propio lenguaje. Simplificando, existe un diseño para ricos, porque
tienen una manera de sentir determinada y pueden contratar diseñadores.
También existe un diseño para las masas, porque tienen su propia
manera de sentir y, aunque individualmente tienen menos dinero, son muchos.
También existe un diseño para grupos sociales especializados.
Es el caso, por ejemplo, de las tribus urbanas, generalmente compuestas de pocos
individuos e insolventes tienden a producirse sus propias comunicaciones. Invariablemente
muestran una identidad marcada pero pobre en matices y calidad gráfica
(hasta que crecen y contratan diseño).
No creo que vayamos hacia la homogeneización de la moda. Más al
contrario, creo que la aparente globalización producirá una atomización
cultural gracias a que las ideas tienen tendencia a mutar para ocupar un lugar
donde puedan perdurar. Esta diversidad deberá reflejarse necesariamente
en las modas.
¿El diseño tiende a socializar o a individualizar?¿Cómo
es el diseño que socializa?¿Y el que idividualiza?

Supongo que en la medida en que se diseña para compartir experiencias
podemos calificarlo de “socializante”. Compartir es crecer juntos
y, en definitiva, ser un poco el otro.

¿Es un agente político, tomará aspectos políticos
el diseño?

No conozco ninguna cosa desvinculada de la polítca.

¿Se mantendrá la idea del diseño como un medio
que simplemente embellece nuestra vida?

Nunca he tenido esta idea del diseño. El “diseño”, así,
a secas, implica la idea de proyecto. La idea de proyecto implica una filosofía
de vida estrechamemnte ligada con la evolución, con el cambio.

Todos los diseñadores parecen interesados en trabajar diferentes
parcelas del diseño a la vez ¿es esto el futuro, los diseñadores
como creadores totales?

Ya en la década de los 80 aparece la figura del diseñador generalista.
Un señor capaz de acometer un trabajo de señalética o de
diseñar el comportamiento de los empleados en una empresa. La versatilidad
en el dominio de las técnicas es hoy igual de importante, pero más
que nunca se impone la necesidad del dominio del lenguaje. Esta otra versatilidad
acerca al diseñador a ese concepto utópico de “demiurgo”
de Satué. Me explico: Si quiero diseñar para todo el mundo debo
ser como todo el mundo para poder así conocer su lenguaje. La omnipresencia
y omnisciencia es un atributo divino dificilmente alcanzable por el diseñador,
generalmente enclaustrado en su propio nicho ecológico. Yo recomiendo
conocer a los demás y sus motivaciones, aunque lo “total” que
sea cada diseñador depende de su propia capacidad.

¿Qué significa diseñar?¿Por qué lo haces?¿Cuál
es la función final del diseño?

Como he dicho, diseño sólo implica proyecto. Definir objetivos
es una tarea siempre ardua, y en una disciplina de tan amplio contenido depende
mucho de cada trabajo en concreto. Me gusta pensar que mi diseño sirve
para mejorar la relación entre las personas y su entorno. Dentro de este
marco integrador me permito cierto sarcasmo. Aunque algunas empresas no lo sepan,
el excesivo respeto por las jerarquías e instituciones produce mitificaciones
y fanatismos fundamentalistas que acaban volviéndose contra ellas.

¿Llegará un momento en el que el propio consumidor genere sus
propios diseños?

Hoy en día es el propio consumidor el que genera sus propios diseños.
Éste demanda con mucha precisión aquello que desea. El productor
junto con el diseñador sólo son la herramienta con la que se materializa.
De hecho uno de los problemas con los que me enfrento cotidianamente es el profundo
descontento de mi cliente cuando no encuentra la solución que esperaba,
la que él tiene en la cabeza. Unas veces puedes enseñale tu punto
de vista y otras, por qué no decirlo, aprender el suyo.

¿Podríamos tener un sistema de presets elegibles y combinables
en función del deseo de cada consumidor?

No es una idea descabellada pero siempre habrá alguien que tenga que
diseñar el sistema. Por otro lado siempre hay una parte de la sociedad
que necesita salir de los estándares.

¿El sistema comecial y empresarial etorpece la dinámica
del diseñador?¿Qué
se puede hacer para cambiar ésto?¿Cómo afectará
a ésto las nuevas herramientas del diseño que facilitan la creación
y las nuevas formas de distribución y presentación -internet-?

En principio el diseñador es un engranaje perfectamente integrado e integrador
en el sistema comercial. Si el sistema comercial entorpece a un diseñador
habrá que preguntarse si realmente es un diseñador u otra cosa
o bien si los objetivos del diseñador son los mismos que los de su cliente.
La red está cambiando algunas cosas. Es una herramienta poderosa para
la difusión de la información y si existe un cambio cultural será
desplegado a través de Internet a pesar de las instituciones que se opongan.
Esto puede verse con el debate alrededor de los límites del derecho de
autor, donde un importante sector de diseñadores, músicos y empresas
no están de acuerdo con lo establecido en el marco institucional. Hay
argumentos para todos.

¿Cuál es la asignatura pendiente del diseño actual?¿Qué
espacios habría que cubrir?

Falta una conexión entre los buenos comunicadores y los buenos técnicos.
El límite en el que un comunicador puede bucear en la tecnología
es tan superficial que la simbiosis con un técnico se hace imprescindible.
Los escasísimos casos donde he visto esa conjunción revelan trabajos
de un contenido poético apasionante.

¿El mayor conocimiento visual del consumidor exige más?

La evolución de la mente a través de la alfabetización
visual me suscita mucha curiosidad. La última alfabetización,
la de los medios interactivos exige de la mente mayor plasticidad. Es decir,
cambiamos las funciones asignadas a determinadas partes de nuestro cerebro con
mayor rapidez. Este entrenamiento debería hacer posible, en el futuro,
que podamos inventar un lenguaje gráfico nuevo cada vez, o que lo hagamos
evolucionar cada vez más rápido, con mayor soltura. Al final,
el receptor inventará el lenguaje al mismo tiempo que lee el mensaje.
A veces me ha pasado que al observar algunos de los trabajos de mis diseñadores
preferidos obtengo una sensación de descubrir/aprender/construir muy
intensa y pienso, aunque sólo es una intuición, que tiene que
ver con este fenómeno.

El proceso se parece al disfrute de una obra de arte pero, como ya ocurrió
con otros descubrimientos de las vanguardias históricas, su uso se extendera
masivamente por la población.

En líneas generales ¿cómo ves la forma del mundo
futuro -visión global del diseño que se crea sumando las diferentes
aplicaciones del diseño-?¿Qué hay que hacer para llegar
a esa forma ideal?

La evolución del pensamiento y de las tecnologías revolucionarán
el lenguaje gráfico así como sus objetivos, pero para que exista
una situación ideal en el campo del diseño, es decir, para que
no se produzcan abusos, coacciones y fraudes, debe existir primero una armonía
social. Debe haber igualdad de oportunidades para todos.

El diseño reproduce con fidelidad nuestros defectos y virtudes.

¿Cómo afecta al DG el hecho de que cada vez la absorción
de contenidos sea cada vez más rápida y visual?¿Estamos
en una fase visual de la información? ¿Qué papel juega
el texto y qué papel jugará? ¿Qué papel juega el
papel y cuál jugará?

La pregunta tiene dos partes, una hace referencia al lenguaje y la otra a la
tecnología. Respecto a la primera, no lo sé. No me parece que
la literatura vaya a ser desbancada porque cumple funciones ditintas a las de
la gráfica. Hay lenguajes distintos que pueden barajar ideas similares,
pero hay ideas que sólo pueden ser expresadas con un sólo lenguaje.
Por ejemplo, las matemáticas no pueden describir, de momento, la sensación
de angustia, fácilmente expresable con la este significante: “angustia”.

Respecto a la segunda: habrá que dejar de pensar en el papel tal como
lo conocemos ahora. Sí podemos considerar un papel nanotecnológico
que a la orden de “muéstrame la página cinco” reordene
sus moléculas para enseñar esa página. ¡Aunque pienso
que la página cinco todavía tendrá letras!

¿Cómo se ha transformado el DG para adecuarse a la red?

Internet, por su condición de medio interactivo, predispone al trabajo
diseñado para la mutación. Desde hace tiempo vengo desarrollando
proyectos de diseño de identidad en donde no existe un logotipo estático,
sino que una serie de elementos relacionados entre sí generan un determinado
ambiente, sensación o mensaje. En este caso el trabajo del diseñador
consiste, no sólo en diseñar los elementos que transmiten ese
ambiente, sino que debe programar los mecanismos del cambio, cómo se
relacionan entre sí.

En este sentido veremos un cambio más profundo con el desarrollo de la
ciencia nanotecnológica que trasladará el hábitat virtual
a nuestro hábitat natural reduciendo las distancias a cero entre uno
y otro.

¿Qué sensaciones se intentarán transmitir? ¿Será
un diseño emocional?

Los trabajos de diseño con contenido emocional fuerte tienen una pregnancia
mayor. Esto lo saben los diseñadores desde siempre. El truco está
en saber qué cosas tienen contenido emocional y cuáles lo tendrán
en el futuro. Para un jugador de ajedrez una determinada jugada puede estar
cargada con “una moderada contención en ataque” que le proporcione
un sofisticado placer. Para un profano la jugada será un problema matemático
sin resolver.

En DG los productos masivos son horteras y los exclusivos son fríos
y simples, difíciles. ¿Cambiará esto?

Para mí es una cuestión de extremos. ¿El criterio popular
es hortera o lo hortera es lo popular? Los líderes en cuestiones estéticas
son siempre los líderes económicos. Por eso se puso de moda lo
japonés y por eso se valora mejor el gusto de los poderosos. El otro
extremo, lo sofisticado y caro, también me parece hortera. Lo exclusivo
no es necesariamente sofisticado. Por ejemplo, el diseño gráfico
en el circuito londinense de hard techno o trance es extremadamente tosco, recargado
y de colores estridentes, sin embargo es exclusivo porque es tribal.

El mismo grado de fanatismo existe en el ideal estético de un grupo de
multimillonarios que en el de esta tribu urbana. Recomiendo la sana posición
de la mediocridad.

¿Que diferencia el diseño gráfico actual del de la pasada
década?

Un abismo

3 thoughts on “Autobombo

  1. El problema de clasificar las cosas es un verdadero problema, jeje. En el caso de un weblog o de una página web, yo me guío en la mía por el sistema de ir aumentando los contenidos de manera más o menos desordenada hasta que ellos mismos se ordenan, o mejor dicho, me piden que los ordene. Por ejemplo, si pongo una cosa acerca de China, no es cuestión de abrir un enlace a COSAS DE CHINA, pero cuando ya tengo 10 o 12 cosas de China, entonces es del todo lógico hacerlo. El aumento de los contenidos va dándote razones para abrir secciones y clasificaciones. A menudo, ese aumento te hace cambiar uan cosa de una sección a otra: por ejemplo, ahora estoy pensando abrir una sección dstinada a las polémicas, sacando páginas de otras secciones, porque el asunto polémico ha crecido mucho últimamente y preveo que seguirá aumentando.
    Esta es mi experiencia, breve, desde que tengo la página web y el weblog.
    √öltimamente, por ejemplo, las cosas aparecen poco a poco en el weblog y se van clasificando tiempo después en la página web.
    Hay que ser breve en esto ¿no? Pues adios.

  2. (Mando aquí el mensaje porque no ser dónde mandar un mensaje de carácter general)
    En la sección de BACARDI se sobreimpone en la parte de la izquierda una imagen (parece una capa) en la que se lee “Envía esta noticia”). Supongo que no es a propósito, porque con el diseño moderno nunca se sabe, jeje.

  3. Organizar las cosas sólo cuando sea necesario me parece una buena medida. Además creo que tengo una solución complementaria a la tuya.
    Pablo me sugería que no hiciera clasificaciones por disciplinas. Es mucho mejor mezclar las cosas. Como estoy de acuerdo he clasificado los contenidos por de otra forma. Delincuentes, Critica a la crítica, ¿Qué pasa aquí? y Autobombo.
    En cualquiera de ellas se puede poner una noticia de arte o de cine, siempre que se atienda a las intenciones de la sección. Para ver las intenciones visita la sección “Secciones”.
    Gracias Daniel.

Comments are closed.