Trabajando juntos por un mundo más saludable.

Es tiempo de vacunas.

En el momento actual la esperanza se centra en las vacunas experimentales que se están suministrando de manera masiva…

Son la esperanza de la recuperación de la economía y de los viejos hábitos sociales desparecidos con el confinamiento, el toque de queda y otros cientos de reglamentos dirigidos a vaciar el espacio público y a ordenar la nueva granja humana.

Sin embargo, “no ha habido materialmente tiempo para experimentar en profundidad con estas vacunas, y por tanto realmente no se conoce con precisión su efectividad (particularmente, el grado de protección contra el virus y la duración de esa protección). Por desconocer, se desconoce si pueden crear efectos adversos a largo plazo”. (Antonio Murtiel, Predicciones para 2021).

Da igual, las Big Pharma aparecen con su producto estrella: “la solución se llama vacuna, y no se vende de una en una. La vacuna es la mercancía perfecta. Se difunde casi a la misma velocidad que las plagas, en lotes compactos de consumo obligatorio” (Luis Navarro, Cuerpo-perro).

La dupla virus-vacuna se inserta en la lógica comercial y como nos advertía Debord “todo lo que pueda hacerse, será hecho”, y la idea de una cartilla sanitaria que acredite la vacunación empieza a moldearse en la cabeza de muchos gobiernos.

Por hablar de algunas de las compañías farmacéuticas que están distribuyendo la vacuna del covid-19, Pfizer es conocida por sus prácticas fraudulentas, y no se trata de conspiraciones, sino de delitos comprobados y juzgados que han derivado en multas multimillonarias. AstraZeneca, desarrolladora de la vacuna ideada inicialmente en la Universidad de Oxford, acumula 10 multas por valor de 1.172 millones en los últimos años, la mayor parte debidas a infracciones en los precios y el reparto de comisiones ilegales por conseguir contratos.

Un contexto en el que los interrogantes que plantea el proyecto “Perftoran” del artista Petr Davitvchenko, en busca de una vacuna do it yourself contra el covid-19 adquieren un significado especial. Un proyecto cuya declaración de intenciones es la siguiente:

PERFTORAN

Trabajando juntos por un mundo más saludable.

Se acerca el tan esperado día. El día en que la humanidad será capaz de decirse a sí misma: este es el día. Un día de aspiraciones. Un gran día para la humanidad. Un día de liberación. Un día de libertad. Un día entre el pasado y el futuro. Un gran día para la humanidad.

PFIZER

“Hoy es un gran día para la ciencia y la humanidad”. Esta cita fue escrita en un comunicado de prensa de la compañía farmacéutica americana Pfizer el 9 de noviembre de 2020. Podrías preguntarte… ¿qué pasó en este día? En realidad, nada. Es sólo el día en que una compañía llamada Pfizer publicó un comunicado de prensa.

En este comunicado de prensa encontramos información sobre el ensayo de una vacuna del virus COVID-19.

“Pfizer, una compañía seria, y es improbable que nos mienta,” es el tipo de comentarios que se escriben en Facebook y en los medios sociales. Y por supuesto, aquí en Pfizer somos una compañía seria, pero la lista de nuestros pecados durante nuestros 150 años de existencia (hay mucho más que sólo mentiras) es casi interminable. Wikipedia nos ha estado denunciando sólo durante los últimos 30 años.

En 1996, 11 niños murieron debido a los ensayos ilegales del medicamento Trovan en Kano, Nigeria. Se inició una investigación criminal en relación con Pfizer.

En 1999, el Journal of The American Medical Association (JAMA) publicó un caso en el que Pfizer falsificó una serie de ensayos clínicos del medicamento antifúngico Fluconazol.

En septiembre de 2009, Pfizer USA fue multada con la suma más alta impuesta a una empresa farmacéutica estadounidenses, 1.000 millones de dólares por haber sobornado a profesionales de la salud para que aprobaran y lanzaran sus medicamentos al mercado.

En 2011, Japón dejó oficialmente de utilizar la vacuna contra la neumonía y la meningitis producida por Pfizer a causa de la muerte de 4 niños de entre 6 meses y dos años de edad. Esas muertes ocurrieron tres días después de la primera vacunación.

En 2012, los abogados de los inversores acusaron a la empresa de destruir documentos de la investigación para el desarrollo de Celecoxib y Valdecoxib, empeorando la situación al hacer declaraciones falsas sobre la existencia de una base de datos centralizada.

“Un gran día para la ciencia y la humanidad” es el día en que las acciones de Pfizer crecieron en un 15 y pico por ciento. Luego, cuando se descubrió que los ensayos todavía no han terminado, que no se sabe cuándo comenzará la producción, que la vacuna debe almacenarse a -70 grados centígrados, las acciones por supuesto cayeron. Pero aquellos que sabían de antemano sobre la publicación del comunicado de prensa (las acciones de Pfizer eran particularmente bajas en ese mismo día) obtuvieron sus ganancias. Quién sabe, tal vez algún día veamos un nuevo párrafo en la página de Wikipedia de Pfizer sobre lo extraño que fue todo con la vacuna del COVID-19. Pero por ahora digamos que tuvimos “un gran día para la ciencia y la humanidad”. Que este día ha sucedido realmente.

Como artista e investigador he pasado muchos meses desarrollando PERFTORAN-un antídoto para la enfermedad COVID-19 (causada por el virus SARS-CoV-2). En Roma y Ljubljana he demostrado públicamente que la vacuna que he producido es fiable, segura y efectiva. Ahora estoy en posición de ofrecerla gratuitamente.

La gran mayoría de los científicos que han estudiado el virus están de acuerdo en que evolucionó de forma natural y se cruzó con los seres humanos a partir de una especie animal, muy probablemente un murciélago.

El SARS-CoV-2 muy probablemente evolucionó a partir de una variante viral que no pudo sobrevivir durante un largo período de tiempo o que persiste en niveles bajos en los murciélagos. Coincidentemente, desarrolló la capacidad de invadir las células humanas y de forma accidental encontró su camino hacia nosotros, posiblemente por medio de un huésped animal intermedio.

Al principio de la pandemia desarrollé fuertes síntomas. No hay citas con el médico, ni máscaras, ni pruebas disponibles. Los parientes estaban muriendo en Rusia, mi prima casi pierde a su hijo. Vivimos la crueldad de esta situación en la que no puedes estar cerca de tu pariente moribundo en sus últimos minutos de vida. Tomar su mano, besarlos y decirles que los amas. Tienen que morir solos. Como último recurso decidí exponerme al origen del virus consumiendo un murciélago vivo en los Pirineos. En Rusia nos enseñaron que la única manera de derrotar la enfermedad es exponerse a su origen y así obtener anticuerpos. Este es un virus de murciélago y la única solución es una vacuna de murciélago. Después de consumir el murciélago vivo, mis síntomas comenzaron a desaparecer en pocos días. Y después de una semana estaba completamente recuperado. Desde entonces hemos hecho pruebas con muchos voluntarios en Italia y hemos tenido resultados positivos. No ha habido efectos secundarios severos. Las pruebas están actualmente en la tercera y última etapa. Los voluntarios han confirmado la presencia de anticuerpos COVID-19.

Durante los días de nuestras pruebas en Ljubljana, el centro de investigación estuvo bajo una presión extrema por parte del público y las autoridades. Fuimos interrogados y se difundió propaganda en los medios de comunicación en contra nuestra. Sin embargo, continuamos y mi equipo de investigadores logró finalizar la vacuna PERFTORAN y fusionar el ingrediente final y crucial en la fórmula, el murciélago mismo.

Así como las vacunas anteriores tienen como objetivo utilizar virus menos dañinos o desactivados para conferir la inmunidad, hemos demostrado que la verdadera vacuna del virus del SARS-CoV 2 es otra vacuna menos dañina derivada del murciélago.

Todos los días, los colegas de PERFTORAN trabajan en los mercados desarrollados y emergentes para avanzar en el bienestar, la prevención, los tratamientos y las curas que desafían la enfermedad más temida de nuestro tiempo. Consecuentes con nuestra responsabilidad como compañía biofarmacéutica innovadora, colaboramos con los proveedores de atención médica, los gobiernos y las comunidades locales para apoyar y ampliar el acceso a una atención médica fiable y asequible en todo el mundo.

Actualmente, Davytchenko y su equipo están enviando muestras a diferentes jefes de estado, con la confianza de que su vacuna funciona.

Cuerpo perro

Publicado originalmente en 2009 en el blog No había futuro.

No somos nada, loca. Nos enfrentamos al mundo cruel sin corazas, sin cuernos, sin garras ni dientes. Y casi ya sin defensas. Una simple gripe nos manda al infierno. A veces nos sorprendemos pensando cómo hemos llegado hasta aquí, cuántos se fueron, cómo podemos llegar a viejo entre tantas posibilidades de morir. Estamos expuestos al frío y al calor, a impactos y caídas. A millones de agentes invisibles que penetran nuestro cuerpo y lo manchan del antiguo pecado. La enfermedad es una maldición, ¿y quién no está un poco maldito? El disgusto nos enferma. La infelicidad que hemos creado nos enferma. La falta de autoestima nos enferma. El miedo a enfermar nos enferma.

Necesitamos dignidad para andar a dos patas, pero nuestro cuerpo carece de ella. Y la dignidad de los cuerpos bellos es una flor venenosa que hay que tocar con guantes. Si hubiese un estado natural sería el de querer vivir a toda cosa, fluir simbióticamente en el caldo primigenio devorándonos unos a otros, abriéndonos paso sin discernir el hueso de la carne, procreando sin límite. Pero la naturaleza humana está infectada de cultura. Hemos desarrollado soluciones que desencadenan problemas más amplios. Hemos construido un fortín defensivo que nos aísla de nuestro entorno y nos impide vivir de acuerdo con él. Hemos roto el pacto con la naturaleza y hemos sido expulsados del paraíso de la salud salvaje.

En el origen de la civilización moderna está también el origen de las epidemias y de la gestión de la salud a gran escala. Las grandes concentraciones urbanas se convirtieron rápidamente en focos abonados para las diecisiete plagas. La gestión científica de la salud, el poder sobre la vida y la muerte configuró una forma nueva de dominación, un recurso para imponer normas de conducta, infundir miedo y controlar a la población en función de los intereses productivos.

El estado capitalista se alió con la ciencia, de la misma forma que el poder feudal se sostuvo gracias a su alianza con la religión. Desarrolló la clase científica, y con ella la autoridad médica, una casta que expendía milagros por receta a cambio de un porcentaje del PIB. Se impuso una gestión burocrática de la salud, basada en la estadística y en la intervención externa: el cuerpo era un contenedor de miserias que había que disciplinar y corregir constantemente.

Descubrieron un enemigo a su medida: el virus. A la medida de la mercancía y de su desarrollo multiplicado. La rapidez de las comunicaciones terrestres y los flujos migratorios nos convirtieron a todos en terroristas suicidas. Los virus se hicieron mestizos y dejaron de discernir entre cerdos y humanos.

Gracias al virus, la clase médica en alianza con la clase política conquistó un prestigio y un poder creciente. Bastaba con lanzar una amenaza para captar enormes flujos de capital. La gente lloraba en su hombro, se manifestaba pidiendo más dinero para ellos. El estado clínico se impuso por todas partes. Las farmacéuticas conquistaron un poder enorme, influyendo en los gobiernos, desarrollando nuevas formas de destrucción que afianzaban su futuro, financiando campañas de terror por todo el mundo mientras seguían captando fondos para su labor humanitaria.

Se impuso así la Santa Inquisición del Higienismo, auténtica cruzada armada contra la miseria humana, contra lo pobre, lo cutre, lo salvaje, lo usado. Aquí también se impuso la muerte sobre la vida, el exterminio sobre la razón comprensiva, la fumigación del extranjero, el debilitamiento de lo propio y de lo común.

A las maldiciones naturales se añadieron las iatrogénicas, aquellas enfermedades producidas por su tratamiento invasivo. Hubo auténticas plagas, pero siempre había un virus lo bastante repugnante como para cargar con la culpa de todo.

Los mecanismos humanos de defensa sufrieron un colapso. Dejaron de seguir su programa y se lanzaron contra el propio cuerpo, abotargado de química ortopédica. A las maldiciones naturales y a las iatrogénicas se unieron las inmunológicas, producto de una gran confusión.

Sólo los especialistas tienen la solución. La solución siempre renovada para la maldición que siempre se renueva. La solución se llama vacuna, y no se vende de una en una. La vacuna es la mercancía perfecta. Se difunde casi a la misma velocidad que las plagas, en lotes compactos de consumo obligatorio. Ha de renovarse constantemente, a cada nueva mutación del virus producida por ella misma. Envilece a la especie, haciéndola cada vez más dependiente y necesitada de un estado que vele por ella. Si el negocio decae, siempre puede crearse un nuevo virus, sintético o mediático, para el que previamente la industria ha inventado otra vacuna.

Comemos mierda envasada, higienizada y vitaminada, respiramos dolor a cada paso, somos sujetos experimentales violentamente sacudidos por un mundo en constante estado de emergencia, nos infunden terrores virtuales, pero la culpa es del virus y de nuestra incapacidad para enfrentarnos a él siguiendo los consejos de las autoridades sanitarias.

Predicciones para el 2021

Enjoy the Collapse, 2020. Acción urbana de Democracia.

Antonio Turiel Martínez es un científico y divulgador licenciado en Física y Matemáticas y doctor en Física Teórica por la Universidad Autónoma de Madrid. Trabaja como científico titular en el Institut de Ciències del Mar del CSIC. Redactor principal del blog The Oil Crash, en el cual toca temas sensibles sobre el agotamiento de los recursos convencionales de combustibles fósiles, como el pico del petróleo y sus posibles implicaciones a escala mundial. También aboga por el decrecimiento, y es crítico de posturas sobre la ideología productivista de los diversos sistemas políticos tanto de derecha como de izquierda.

Estas son sus predicciones para 2021, publicadas en The Oil Crash:

  • La CoVid que no cesa: Es mucho más lo que no conocemos sobre la CoVid que lo que conocemos, a pesar del enorme esfuerzo de investigación que se ha hecho y todo lo que se ha avanzado. En el momento actual las esperanzas se centran en las vacunas experimentales que se están suministrando de manera masiva. Sin embargo, no ha habido materialmente tiempo para experimentar en profundidad con estas vacunas, y por tanto realmente no se conoce con precisión su efectividad (particularmente, el grado de protección contra el virus y la duración de esa protección). Por desconocer, se desconoce si pueden crear efectos adversos a largo plazo (por ejemplo, el Pandemrix podía – con poca probabilidad, eso es cierto – generar narcolepsia unos ocho meses después de suministrarse). Mi previsión es que la efectividad de las vacunas será limitada (cobertura relativamente baja y/o poca duración de la protección), y que por tanto continuará habiendo restricciones significativas. Esto originará un gran descontento social en muchos países, puesto que se han creado grandes expectativas con estas vacunas; la decepción de ver que a pesar del esfuerzo y dinero invertido no se consigue parar (al menos, no del todo) la pandemia llevará a mayor inestabilidad social y, por supuesto, económica. No obstante, es bastante probable que hacia el verano boreal la pandemia se reduzca enormemente en los países del Hemisferio Norte y eso dará un cierto respiro, hasta el siguiente repunte en otoño-invierno. (Incidentalmente, si me preguntan sobre cómo creo que acabará la epidemia, yo creo que al final la CoVid se integrará en el viroma humano como un virus más, como ya lo hizo la gripe A en su momento y otros virus anteriormente. La CoVid seguirá circulando, pero con mucha menos incidencia y en general menos letalidad y morbilidad. Eso sí, dentro de un año o dos).
  • La crisis económica se agudiza: Debido al daño económico ya causado este año, la pérdida de confianza en el futuro de los consumidores (muchos de ellos, en el paro o a punto de estarlo) y que no acabaremos de salir de la crisis sanitaria de la CoVid, la crisis económica se hará más profunda y se empezarán a notar consecuencias más drásticas que las que ya se han notado: cierre de grandes fábricas, despidos masivos y los primeros grandes recortes en prestaciones sociales en muchos países, en particular en España. 
  • La calma que precede la tormenta petrolera: El consumo en general bajará, y particularmente el consumo de petróleo se mantendrá o incluso descenderá ligeramente. Eso mantendrá el precio del petróleo moderado. Las malas perspectivas económicas harán que se mantenga la tendencia a la desinversión en búsqueda y exploración de nuevos yacimientos (tendencia que, recordemos, ya tiene 6 años de duración). En el contexto actual, un año más de desinversión tiene efectos gravísimos: incluso aunque en 2022 se quisiera hacer una inversión masiva (y prácticamente a fondo perdido) en el sector petrolero, el impacto de otro año perdido no se recupera ni en dos o tres años cambiando la tendencia. Y aunque en 2021 no vamos a ver que el precio del petróleo se dispare (podría suceder, quizá, a finales de año, sobre todo si la CoVid comienza a estar bajo control), en 2022 nos vamos a estrellar contra una crisis del petróleo con todas las de la ley.
  • La crisis energética, en las discusiones: Lo que ocurre con el petróleo y el resto de materias primas no está pasando desapercibido por parte de los Gobiernos y los grandes poderes económicos. Ésa es la razón de la sobreinsistencia en el Green New Deal como elemento central de las políticas de recuperación económica. Con el GND vienen muchas falsas soluciones, como la del hidrógeno verde, pero no es la única, y durante el año que comienza veremos un verdadero aluvión de “soluciones energéticas” para la “transición ecológica”. Si una cosa tienen en común todas esas “soluciones energéticas” es que detrás solo hay un esquema para que muchas empresas (sobre todo las grandes) puedan captar subvenciones: la “transición ecológica” (algo necesario en realidad, si estuviera bien planteada) va a ser aprovechada como la última estafa masiva de los fondos públicos. Lo cual es muy peligroso, porque cuando pasen los años y los milagros no lleguen, sino que, al contrario, la gente cada vez lo pase peor, se generará una reacción contra “lo verde” y “lo ecológico”.
  • Inestabilidad internacional: El año 2021 va a ser un año malo en términos globales. Muchos países cuya economía depende de la exportación de materias primas lo van a pasar muy mal, y tenemos que tener en cuenta que venimos de años muy malos. La posibilidad de disturbios y revueltas es alta y generalizada. Durante este 2021 veo probable que algún productor de petróleo importante acabe con revueltas de gran magnitud, o inclusive en guerra civil.
  • Inestabilidad europea: La pésima gestión del Brexit garantiza que el arranque del año sea bastante caótico y complicado, no pudiendo descartarse que haya problemas de suministro en el Reino Unido en los primeros meses. El interés de las instituciones europeas por demostrar que una salida de la Unión Europea es algo negativo favorece que las medidas que se tomen (y cómo se tomen) sean lo más incómodas posible para los británicos, aunque quizá no todos los socios de la UE estén de acuerdo con estas represalias encubiertas. Añádase a esto que la prolongación de la crisis de la CoVid incrementará las tensiones internas de la UE, sobre todo cuando se comiencen a discutir nuevas medidas de estímulo o incluso de rescate. Es de esperar un incremento de las protestas en la calle, por estos temas y en general por el malestar de las medidas contra la CoVid.
  • Inestabilidad española: Como se ha visto este 2020, el gobierno de coalición español ha sido duramente atacado, tanto dentro como fuera del parlamento, por sus errores en la gestión de la pandemia y en general por las políticas que se han seguido. En 2021, con el panora tan complicado que se nos dibuja, estos ataques se van a recrudecer, y no es evidente que el Gobierno sea capaz de remontar todas las críticas. Dado que el Gobierno se mantiene gracias a un acuerdo con muchos partidos, algunos de ellos abiertamente independentistas, el Gobierno tendrá que ir con sumo cuidado para no causar un incidente que le quite alguno de los precarios apoyos sobre los que se asienta. Todo ello favorece la confusión y la falta de eficacia; falta ver si serán capaces de gestionarlo correctamente. No sería de extrañar ver caer a este Gobierno, aunque mi impresión es que eso no va a ocurrir en este, por lo demás turbulento, 2021.
  • Calma chicha catalana: Por contraste, no espero que pase nada relevante en el otro escenario doméstico bastante agitado en los últimos años. A pesar de las soflamas de los más ultramuntanos, lo cierto es que los dos partidos principales del independentismo catalán están en una clara actitud de desescalada del conflicto y de gestionar el momento presente. Seguramente piensan en una  oportunidad futura para volver a plantear la independencia de Cataluña, pero ahora son conscientes de que no tienen la fuerza suficiente para salirse con la suya y que necesitan alargar los tempos. Independientemente de quién gane las elecciones autonómicas convocadas para el 14 de febrero (si la CoVid lo permite) y de los discursos encendidos, sinceramente creo que en Cataluña no va a pasar nada que reseñar.

Capitalismo comunista

“El capitalismo que se está consolidando a escala planetaria no es el capitalismo en la forma que había asumido en Occidente: es, más bien, el capitalismo en su variante comunista, que combinaba un desarrollo extremadamente rápido de la producción con un régimen político totalitario. Éste es el significado histórico del papel de liderazgo que China está asumiendo, no sólo en la economía en sentido estricto, sino también, como ha demostrado elocuentemente el uso político de la pandemia, como paradigma de gobierno de los hombres”.

Texto completo de Giorgio Agamben en Artillería Inmanente

Se quema el Ninot del rey en el día de la Hispanidad

La escultura que presentaron hace dos años en la Feria ARCO los artistas Santiago Sierra y Eugenio Merino se ha quemado completando así el proyecto artístico.

Los artistas han elegido el día de la Hispanidad para quemar la figura escultórica del rey Felipe VI en el municipio barcelonés de Berga. Se trata de una obra hiperrealista de casi 5 metros de altura elaborada con materiales combustibles (cera, resinas, madera, tela y pelo natural) que las llamas han consumido hasta dejar sólo una calavera ignífuga a modo de “vanitas” y las cenizas. Además se cuenta con material fotográfico de la quema y un vídeo, que una vez editado, podrá ser adquirido por cualquier coleccionista interesado, junto con la calavera, las cenizas y las fotografías.

La obra se había realizado con la intención de ser quemada con el mismo ánimo con el que se queman las Fallas en la cultura popular: deshacerse de lo viejo y de lo corrupto para dejar paso a lo nuevo. Fue presentada por Santiago Sierra y Eugenio Merino en febrero de 2019 en el stand de Prometeogallery di Ida Pisani, que realizó la producción, durante la 38 edición de la feria de arte contemporáneo ARCO, causando un gran revuelo entre el público y la prensa. Hoy 12 de octubre ha culminado su proceso.

Santiago Sierra y Eugenio Merino son dos artistas conceptuales contemporáneos de gran proyección internacional que realizan un arte político crítico de gran impacto. En esta ocasión decidieron unir sus esfuerzos y fundir sus estilos para la producción de esta obra de arte procesual que aspira a convertirse en un documento histórico de su época, expresando los sueños y los deseos de gran parte de la población de deshacerse de una institución caduca.

De supuestos y policía

Disolución cuerpos represivos. Santiago Sierra. El Eko (Jornadas de Arte y Creatividad Anarquista 2018).

De supuestos y policía

Por @Descansante

Dados los sucesos acaecidos en Vallecas el pasado 24 de septiembre, vuelvo a poner en duda, no a la actuación policial, sino a la policía misma. ¡Es, sin duda, una polémica que surge desde hace años que, proletarios y clases subalternas engrosan las filas del aparato represivo! Y, quitando la mitomanía de ese componente interclasista -que es el policía- como obrero, en el Estado español la historia nos enseña que sólo a través de una profunda división social del trabajo (relegar la seguridad a un órgano especializado), el auge de la propiedad privada (expropiaciones, cercamientos… por parte de la burguesía), la disputa entre la burguesía y la nobleza (necesidad de un aparato represivo ideológico) y el temor al proletariado y lumpenproletariado armado (los primeros policías en susodicho Estado fueron artesanos y pequeña burguesía que tenía que costearse sus propios trajes, limitando así la entrada a los desposeídos), sólo las filas obreras integran estos cuerpos cuando se ha generalizado y hegemonizado el orden burgués e ilustrado, cuando se ha normalizado y estabilizado el modo de producción capitalista.

Este proceso de transformación está muy bien definido por Nuño Negro en «Un monstruo indestructible» dentro de su acepción de la policía como «idea de futuro social», esto es, la integración y asimilación social de la necesidad de estos cuerpos. Pero, y al margen de la composición de este aparato, cabe, y es preciso, hacerse unas preguntas, unos supuestos:

Pongamos que los (barrios) pobres se manifiestan con más violencia que los ricos (herederos de modales ilustrados). ¿No supondría esto la asunción de que la policía está diseñada para contener esta violencia, es decir, a la forma de expresión de la clase obrera? Si los barrios obreros tienen un carácter violento en la expresión de sus demandas, la policía, encargada de mantener el orden (y monopolizar la violencia) sería visiblemente una institución de represión a la clase obrera, pues esta es (según qué tesis), más maleducada, más violenta, más informal. Luego la violencia de la policía está dirigida a la contención de la violencia obrera.

Sin embargo, supongamos que no es cuestión de modo, ni formas; que son idénticas en expresión, aunque no en contenido; es decir, supongamos que la forma de manifestarse es similar entre estos estratos sociales, que nuestras expresiones se pueden clasificar dentro de la «normalidad», que, fundida en la legalidad, concede la violencia y su monopolio a la policía. Entonces, y el citado suceso demuestra que, esa igualdad en formas se reprime con más -o más bien entera- fiereza en barrios obreros.

A modo de resumen, sean ‘los manifestantes obreros’ más violentos o no, la función de la policía es exactamente idéntica, y el análisis y conclusiones que podemos sacar de las experiencias para con este cuerpo son: si somos más violentos a la hora de manifestarnos que las clases pudientes, supone asumir que la policía (diseñada para contener la violencia) con-tiene a los obreros y a su expresión de manifestación; si son idénticos en violencia frente a otras clases, hay que asumir a este cuerpo con su continente necesariamente ideológico y de clase. Esto es que, poniendo cualquier supuesto, nunca la policía cuenta ni tiene un buen lugar más que en la burguesía o en su orden. Es una cuestión de clase, ¡disolución de cuerpos y fuerzas de seguridad, sean o no del Estado!

EMOSIDO ENGAÑADO: Vandalizan el nuevo memorial de La Almudena a las victimas entre 1936 hasta 1944

EMOSIDO ENGAÑADO

El Grupo Antipatriótico Nihilista (GAN) ha vandalizado el Memorial de La Almudena, que recuerda a todos los represaliados desde 1936 hasta 1944, igualando de forma grotesca a víctimas y verdugos.

Hemos sido engañados por un Ayuntamiento neofascista que quiere borrar la memoria de la represión, la persecución y los asesinatos ejecutados por la dictadura franquista.

Hemos sido engañados también por el antiguo equipo de gobierno “progresista” que no cumplió su propia promesa, como tantas otras, de inaugurar el memorial.

Hemos sido engañados por un artista que no ha sido capaz de defender su creación original, anteponiendo la estética a las funciones de reparación y justicia para las que el memorial había sido concebido.

Han pasado 45 años desde la muerte del criminal de guerra y dictador Franco y todo sigue “atado y bien atado”.

Hemos sido engañados y lo decimos a viva voz.

Grupo Antipatriótico Nihilista (GAN), en la guerrilla de las guerras culturales.

Madrid, 9 de septiembre de 2020

Vía: EL LOKAL