Arte político degenerado // Un proyecto de Nuria Güell y Levi Orta

Publicado en Delincuentes, Pill Golding

nuria

Arte Político Degenerado es una obra de Núria Güell y Levi Orta en la que han usado el presupuesto de producción artística asignado al proyecto, para crear una sociedad en un paraíso fiscal. Han sido asesorados por especialistas de la prestigiosa escuela de finanzas ESADE, quiénes también han asesorado los tres últimos casos de desvío de fondos públicos por parte de políticos catalanes. La empresa Güell & Orta Contemporary Art S.A. les permite evadir todos los impuestos correspondientes a  sus ganancias tanto en España como a nivel global, aprovechando la jurisdicción del país donde está su filial

Más info

18 respuestas a “Arte político degenerado // Un proyecto de Nuria Güell y Levi Orta

  1. ¿Y esto qué es?!!!
    ¿Más dinero público desviado a un paraíso fiscal para beneficio personal de unos privilegiados? ¡Como si no hubiera suficiente ya!
    Va ser que la obra trata de evidenciar lo evidente, ¿no?
    Porque no creo que el público que acude al Fabra i Coats – Centre d’Art Contemporani del Ajuntament de Barcelona no sepa sobradamente, y más a estas alturas, en que consiste un paraíso fiscal…
    Pero bueno, ya de paso se lo montan de emprendedores, por si acaso. Una cuenta bancaria en Panamá siempre es útil.
    Está claro que la sobreidentificación vuelve a ser trendy.

  2. ¡Hágalo usted mismo! ¿Para qué pagar impuestos si no los paga nadie?!
    ¡Abajo el Estado! (El estado social y del bienestar, claro está, porque para hacer carreteras y pagar al ejército igual habría que mantenerlo.)

    Un excelente tutorial anarcocapitalista, asesorado por “especialistas de la prestigiosa escuela de finanzas ESADE”.
    Le encantará a los neocons más intrépidos.
    ¡Bravo!

  3. ¿A cuánto van los honorarios/hora de los “especialistas de la prestigiosa escuela de finanzas ESADE”?

    Esa mención al “prestigio” de tal institución, que al parecer debería hacernos mover afirmativamente la cabeza al tiempo que decimos “joder, qué bien asesoraos están estos muchachos, parecen Urdanga”, ¿se usa para demostrar la solidez de este proyecto de 1º de Emprendedor, en plan argumentum ad verecundiam?

    Ah! Que esta obra tiene un deje irónico totalmente calculado para capturar al espectador. http://25.media.tumblr.com/6539621801edcb79d9b58cfd06facd52/tumblr_mlq3mi4s5p1s6252io1_400.gif

    En cualquier caso yo soy más de Delaware que de Panamá, pero para gustos los colores.

  4. arte degenerado como el financiado por la oligarqui’a franquista que sigue con vida. ejemplo: chillida u oteiza (entre otros) financiado por los huarte, a su vez constructores del Valle de los Cai’dos. Han tenido una expo en el Reina (encuentro de Pamplona) y la sede de su fundacio’n hoy en di’a esta’ en lavapies y se llama Slowtrack.
    artistas co’mplices de lo peor del pai’s.
    salud.

  5. Lo siento mucho pero no lo pillo. ¿Esto va de denuncia o de apología del fraude fiscal? No queda claro.
    En ambos casos, lamentable.
    Sí es denuncia, ya la tenemos a diario en los periódicos y aunque los autores nos quieran iluminar con su profunda sabiduría, los demás también sabemos leer.
    Y si es apología, solo les faltaría proponer a Luis Bárcenas como representante nacional en la próxima Bienal de Venecia!! Eso si no lo ha sido ya, bajo seudónimo.

  6. Esto no es más que un plagio, y de los malos.
    Aquí podéis ver el proyecto que han fusilado:
    http://www.paolocirio.net/work/loophole-for-all/

    Miradlo y veréis como un proyecto verdaderamente riguroso y con cierto potencial subversivo (como es el de Paolo Cirio) es reapropiado, vaciado de su contenido y discurso, para finalmente convertirse en mero postureo melifluo y dudoso, generando apenas un beneficio económico de lo más conveniente para sus nuevos protagonistas.

    1. Hombre, ¡tampoco será para tanto, senyor!
      Avispados emprendedores, a la vista está, ávidos de protagonismo, también, pero asesinos… no lo creo. Esos son asuntos más serios.

      Parece que intentas desacreditar lo que se ha dicho aquí, llevando la crítica al ámbito del cinismo y lo ridículo. ¡Qué torpe!
      La gente no es tonta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *