Bienvenida a lxs que luchan, pero no a todxs

Publicado en ¿Qué pasa aquí?

polis[1].jpg
Imagen del post El desconcierto (Cuerpos y Fuerzas del Estado de Indignación) en el blog Al final de la asamblea
Comunicado CNT-Villaverde
Aprobados los trámites estas últimas semanas por parte del Gobierno títere para que los recortes del Sistema Capitalista terminen de acabar con los derechos de lxs trabajadorxs debemos dar la bienvenida a aquellxs que están sumándose a la lucha estos días, pero que quede claro, la bienvenida no se la damos a todxs.
Estos días hemos podido comprobar con estupor, asco e indignación como las fuerzas del Orden han intentado ser protagonistas de las últimas protestas en distintas ciudades del Estado. Así, en los medios de prensa burgueses se presumía de la presencia de guardias civiles, policías nacionales, municipales, miembros de la UIP (Unidades de Intervención Policial – Antidisturbios), funcionarios de prisiones, militares e incluso legionarios.


Queremos mostrar nuestro más enérgico rechazo a la presencia de estos mercenarios del Estado, que han demostrado ser asesinos a sueldo (no olvidemos, con solo un ejemplo, a Íñigo Cabacas, asesinado en abril de este mismo año con 28 años), maltratadores (la Coordinadora para la Prevención y la Denuncia de la Tortura contabilizó hasta 241 denuncias solo en Catalunya en el año 2011, además de los maltratos en prisiones que han acabado con muertes), racistas a través de las redadas dirigidas a la población migrante mientras ejercen su derecho a la vida en este país, siervos de la banca ejecutando los desahucios de 58.241 familias solo en 2011. Son en toda regla enemigos de la clase trabajadora, como así mismo se han declarado ellos más de una vez.
No podemos compartir espacio, no podemos compartir vida mientras estos terroristas no dejen sus armas y renuncien a los puestos que desempeñan, y aun así no podremos olvidar el pasado que tanto daño han hecho allá por dónde han ejercido su poder armado estos mal llamados trabajadores, ya que no lo son, ni lo fueron ni lo serán.
Sabemos bien que su protesta solo responde a sus intereses adquisitivos ahora que cuentan que les han quitado la paga de Navidad, y sabemos bien que el Estado les comprará con pagas extras no computadas para así ejercer la protección que este demanda. La protesta de la clase terrorista policial no coincide ni se asemeja con nuestra lucha contra el capitalismo y las medidas de este Gobierno ruin.
Este sindicato no puede más que exigir el cese de todos los puestos de las Fuerzas de Seguridad del Estado (incluidos funcionarios de prisiones y militares) para que el pueblo pueda ejercer su derecho de defensa y hacer así la revolución contra este Sistema al que le ha declarado la guerra.
No podemos despedir estas líneas sin acordarnos de los sindicatos que estos días quieren hacer una maratón de protestas y nos preguntamos dónde estaban cuando en el año 2011 se firmó la reforma laboral y la reforma de la Constitución que no defendemos pero que fijó el déficit del Estado y que encadenó a las actuales reformas. Nosotros sí sabemos dónde estaban, se encontraban pactando todas las reformas laborales, todos los acuerdos con Patronal y Gobierno, todos los convenios colectivos y todos los ERE que nos han llevado a esta situación tan lamentable.
¡Viva la lucha de la clase trabajadora, sin pistoleros!
¡Salud y revolución social!

6 respuestas a “Bienvenida a lxs que luchan, pero no a todxs

  1. Cierto k la policia son unos hijos de puta, pero sino se une esa gente a nosotros nunca conseguiremos nada. Si queremos hacer alguna revolución posible necesitamos a los pistoleros de nuestro lado, triste pero cierto, es lo k hay.

  2. No estoy de acuerdo con tu argumento.
    Si de verdad queremos construir algo, no necesitamos para nada a esos individuos, entrenados para atemorizar, agredir y torturar a sus congéneres.

  3. Esos individuos siempre van a estar ahi, te guste o no te guste. asi que mas vale que esten de nuestro lado, del lado al que pertenecen el pueblo.

  4. Pertenecen al pueblo cuando les interesa. Ahora les han tocado su paguita y claro, lloran, patalean y hacen ver que se unen. Si ésto no hubiera sucedido seguirían repartiendo hostias tan contentos, que es lo que han hecho siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *