Chus Martínez, el nuevo Luther Blisset

Publicado en Pill Golding

CHUS-MARTINEZ-Y-SU-CONJUNTO-Exitos-exitos-exitos-LP-20140403095138

Cuando en un contexto como este, un blog de (política, amarillismo, proselitismo, demagogia y) arte, se escribe Chus Martínez, seguramente todas, queridas lectoras, estaréis pensando en una estrella del comisariado que sube y sube. Pues no, os equivocáis, resulta que Chus Martínez es el nuevo condividuo que arrasa en las redes plagiaristas y neoistas.

¿Y que es un condividuo? os preguntaréis. Pues un condividuo o nombre múltiple es una identidad que puede ser ocupada por varios individuos. Chus Martínez es el nuevo Luther Blisset, la nueva Karen Elliot, un renacido Monty Cantsin. La novedad de esta identidad múltiple es que es de género cambiante, ya que como sabemos Chus es un hipocorístico que tanto vale para Jesús como para Jesusa y Maria Jesús.

Nos daba la pista ni más ni menos que el mismísimo Stewart Home, en una reciente entrevista, en la que siendo preguntado por cuales eran sus estrategias para colmar su proyecto vital de acabar con el capitalismo, respondía lo siguiente: “mi primer impulso, cuando empezaba, era destruirlo todo, destruir la literatura, el arte, la novela … pero me fui dando cuenta que aunque la destrucción es ya de por sí un acto creativo, es del todo insuficiente. Pasado este primer momento, me centré en la creación colectiva y en el plagio. La creación colectiva nació de mi etapa neoista, pero los resultados no fueron muy satisfactorios. Es muy dificil la creación colectiva cuando están de por medio egos muy acentuados. Hemos de tener en cuenta que la creación colectiva no trata de agrupar unas cuantas identidades sino de crear una nueva a partir de la suma de todos sus componentes. Es interesante al respecto estudiar el fenómeno de los nombres o identidades colectivas que surgieron en los años 80: Karen Eliot, Monty Cantsin, Luther Blisset que luego, después de su suicidio dio lugar a la fundación Wu Ming y actualmente la superestrella multinónima Chus Martínez.

El plagio es un método y una estrategia que no he dejado de utilizar y que tuvo un punto álgido a finales de los 60 con el “detournement” situacionista. Es una opción muy válida, con muchas posibilidades y que autores como Kenneth Goldsmith la utilizan como eje de su concepción poética. Creo que este es un punto polémico porque también toca el tema de los derechos de autor y hay mucha gente e intereses implicados.

La provocación es otra de mis estrategias, aunque esta sí ha sido muy desarrollada por los movimientos modernistas y, yo diría, que está algo agotada”. (Por cierto no dejen de leer la entrevista completa en Autismos Automáticos)

La elección del nombre de Chus Martínez como condividuo parece obedecer a una premeditada estrategia de confusión con la comisaria anteriormente citada, sin embargo rastreando sus blogs nos encontramos con una explicación de por qué se eligió ese nombre, que nos situaria en la genealogía de Luther Blisset. Como ya saben todas ustedes el Luther Blisset real que inspiró la identidad múltiple, era un jugador de futbol jamaicano bastante regulero que militó en el AC Milan entre 1983 y 1984, del mismo modo el nombre de Chus Martínez está inspirado en un oscuro guitarrista español de finales de los 60 y principios de los 70.

Y como se dice por ahí el nombre de Chus Martínez es de uso abierto, como manda la tradición neoísta:

“Chus Martínez es el nombre de un ser humano individual que puede ser cualquiera. El nombre es fijo, las personas que lo usan no. El nombre de Chus Martínez puede ser adoptado estratégicamente para una serie de acciones , intervenciones , exposiciones , textos, etc . Usted puede utilizar el nombre de Chus Martínez para hacer arte , hacer música , o simplemente crear problemas como activista . El objetivo de tener muchas personas diferentes usando el mismo nombre es el de crear una situación donde nadie en particular es responsable , y en especial examinar las nociones filosóficas occidentales de la identidad , la individualidad , la originalidad , el valor y la verdad.

Cualquiera puede convertirse en Chus Martínez simplemente adoptando su nombre. Cuando alguien se convierte en Chus Martínez su existencia anterior se construye a partir de los actos de aquellas personas que previamente se han comprometido usando ese nombre. Cuando alguien se convierte en Chus Martínez no tiene familia, no tiene padres, ni fecha de nacimiento. Chus Martínez no nació, él/ella se materializó a partir de fuerzas sociales organizadas como un medio de entrar en el terreno movedizo que circunscribe al “individuo” y la sociedad. Chus Martínez es un fantasma colectivo transexual”.

Si quieren investigar, les recomiendo que empiecen por la página de parafilias sexuales de Chus Martínez

4 respuestas a “Chus Martínez, el nuevo Luther Blisset

  1. En esa genealogía, hay un par de saltos muy notorios: sucesores directos de Luther Blisset fueron Tiqqun y más recientemente y en activo Claire Fontaine.

  2. hola Hilario

    Dejame que cuestione seriamente a Claire Fontaine y Tiqqun como condividuos. Serán un colectivos en los que sus miembros pierden su identidad individual pero que mantenga una forma tan abierta de identidad múltiple como Monty Cantsin o Luther Blisset me parece que no.

    Salud

  3. Es más dejame que te diga quienes formaban TIqqun: Julien Boudart, Fulvia Carnevale, Julien Coupat, Junuis Frey, Joël Gayraud, Stephan Hottner y Remy Ricordeau.

    Por otro lado si Claire Fontaine fuera realmente una identidad multiple no creo que la galeria Chantal Crousel les representara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *