Cuando los políticos cuidan del espectador. Censura en Gorizia

Publicado en ¿Qué pasa aquí?, Delincuentes


O sea, cuando el Ayuntamiento levanta muros para protegernos de la cultura. Meme del grupo satírico triestino Ville Vampi sobre la censura en Gorizia.

El Ayuntamiento de la ciudad fronteriza de Gorizia-Italia, acaba de censurar varias obras que formaban parte de la exposición “Limes”, comisariada por el Gruppo Koinè. Dicha exposición iba a desarrollarse entre los espacios públicos de las ciudades de Gorizia y Nova Gorica-Eslovenia, y contaba con la participación de 35 artistas italianos y eslovenos.

La exposición abordaba el tema del confín, “¿un limen, que significa un umbral, o limes, que indica una barrera?”

Con un mail, el Concejal a la Cultura Fabrizio Oreti, apoyado por el alcalde de centro-derecha Rodolfo Ziberna, pide a los artistas el cambio del mensaje de
algunas obras, así como la supresión de la instalación “Gated Communities”, de Laura Pinta Cazzaniga. La instalación, que consistía en un muro de 3m x 5m, tenía
que montarse en una calle peatonal del centro de Gorizia y va a encontrar la oposición del Concejal no tanto por razones de seguridad sino porque consideraba que era “perjudicial para la sensibilidad de los ciudadanos, considerado el delicado momento histórico-social”.

Asimismo, el Concejal pide al autor de la instalación llamada “Banquete” (Antonello Sala), en la que se representa un imaginario banquete entre las 8 grandes potencias, realizar una declaración escrita en la que conste que en dicho banquete no va a estar presente Italia.

La respuesta del grupo Koinè es obviamente la de anular in toto la exposición. Sigue un comunicado de prensa y una nutrida protesta por parte de la ciudadanía, ya que a estos actos censores se los acompaña de una rancia retorica patriótica y fascistoide en las redes (anti)sociales y la prensa local.

En un desesperado acto por legitimar la censura, se publica también una entrevista al “critico de arte”, más bien personaje televisivo, Vittorio Sgarbi, desconocido por la mayoría de artistas e intelectuales, que desacredita la exposición y la instalación de Pinta Cazzaniga con estas palabras: “Son cosas que es mejor leer y comprender que no ver representadas por artistas que instrumentalizan temas y argumentos. Igualmente, en el fondo, tampoco se trata de artistas, sino de sus acciones, provocaciones que no son absolutamente populares… Ya el substantivo “instalación”, no cuadro, no escultura, no miniatura, es la prueba de una pobreza conceptual.” Por otro lado, Serenella Ferrari, la nueva Concejala a la Red Museal de Gorizia, pide a los artistas que se dediquen a “embellecer” y “adornar” la ciudad, queriendo así alejar el espantoso monstruo de la interrogación critica sobre fenómenos políticos y sociales que la libertad de expresión puede activar.

Sobre estos hechos va finalmente a intervenir también Franco Berardi Bifo, que recuerda como la ciudad de Gorizia es tristemente famosa “sobre todo por el canto de los soldados forzados a combatir y morir en la infame guerra nacionalista de 1915-1918. Aquellos soldados, campesinos y obreros, masacrados en nombre de un idiota sentimiento nacionalista, cantaban:

O Gorizia tu sia maledetta
per ogni cuore che sente coscienza
dolorosa ci fu la partenza
e il ritorno per molti non fu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *