Dando una vuelta por la bienal de Sao Paulo.

Publicado en ¿Qué pasa aquí?

saopaulo1.JPG
Tucumán Arde
Está claro que esta bienal de Sao Paulo está condicionada por la polémica despertada por el artista Roberto Jacoby, y las posturas a favor y en contra que ha movilizado. Los que están a favor dicen que el artista ha desvelado los mecanismos de depotenciación del arte político cuando se inserta en el marco institucional, los que estan en contra dicen que se trata de una mera estrategia que buscaba conscientemente provocar la censura para atraer la atención sobre su propuesta. Curiosamente Jacoby (al haber estado involucrado en Tucumán Arde) unía dos de los ejes de la exposición, por un lado la consagración y entrada en el canon de las prácticas artísticas de carácter político en Latinoamerica durante los 70, por otro su continuidad en la actualidad.
La pretensión de los comisarios de hacer indistinguible arte de política defendiendo que el gesto artístico ya es en sí mismo político, ha quedado en evidencia. No iba a ser lo mismo, por poner un ejemplo cualquiera, la poética aportación Le Clash de Anri Sala que la invitación a la Brigada Argentina por Dilma Roussef a hacer propaganda a favor del Partido dos Trabalhadores durante un proceso electoral. Al menos hay que deducir que los comisarios no tuvieron en cuenta que si todo arte es político hay que procurar que su “tendencia” sea la correcta, como ya Benjamin advertía.


Como decíamos, se hacía patente en la bienal una revindicación de prácticas políticas en el arte latinoamericano de los 70, el ya mencionado proyecto Tucumán Arde (1968), las acciones NO + del colectivo chileno Colectivo Acciones de Arte CADA (1979) contra la dictadura…
DSCN4234.JPG
… las inserciones en circuitos ideológicos de Helio Oiticica (1970), las acciones de Artur Barrio en espacios públicos visibilizando la situación de represión durante la dictadura brasileña, la presentación de La familia obrera (1968) del argentino Oscar Bony…
saopaulobony.JPG
…y finalmente, como una suerte de figura pionera de estas prácticas, se exhibe a Alberto Greco y sus Vivo-Ditos de principios de los sesenta, sus esculturas vivientes, relacionadas directamente con prácticas similares de Manzoni y Klein.
saoapulo Greco.JPG
saopauloGreco2.JPG
Esta genealogía parecía apuntar hacia esa idea central de que un gesto artístico, una estrategia, puede terminar siendo utilizada con una intención política.
Al mismo tiempo desde este repaso de precursores se lanzaba un puente al presente, que como apuntabamos podría representar el mismo Jacoby por su presencia histórica en Tucumán Arde y su nueva propuesta de rabiosa actualidad. Mucho se ha hablado ya de Jacoby, y la cosa va para largo entre cartas cruzadas con los comisarios, asi que dejando este tema de lado, otros proyectos nos parecieron también pertinentemente políticos, como la reflexión de Jimmie Durham, nativo norteamericano, sobre las condiciones del colonialismo en Brasil, que se podría resumir que estas dos citas:
SaoPaulo2.JPG
saopaulodurham.JPG
El trabajo del mejicano Antonio Vega con presos, a los que intercambiaba favores en el exterior de la cárcel por obras de arte realizadas por los reclusos:
saopaulovega1.JPG
Dibujo de una celda bajo el efecto de distintas drogas.
saopaulovega2.JPG
Ejemplar de El Conde de Montecristo intervenido.
saopaulovega3.JPG
Composición con uñas.
O el también mejicano Mario García Torres despliega un dispositivo en el que se daba cuenta del robo de un Cezanne en Venezuela por parte de un grupo guerrillero con el objetivo de financiar sus actividades, asi como el posterior reencuentro entre la activista que lo robó y el cuadro en una exposición en el museo Thyssen.
saopaulomario.JPG
saopaulomario2.JPG
En la bienal también habia un video dedicado a los pixadores (los graffiteros paulistas), imaginamos que para intentar evitar su aparición espontánea como en la edición anterior. Si bien hicieron patente su protesta en una instalación de Nuno Ramos, que tenía un par de urubus encerrados, pintando: Liberte os Urubus.
saopaulourubus.jpg
Y es que si hay algo realmente serio en Sao Paulo, amigos, eso es el pixaçao… ni bienales, ni ostias.
ID BARRIO SP 01 044.JPG
saopauloP1.JPG
saopaulop3.JPG
saopaulop2.JPG
ID BARRIO SP 01 034.JPG
ID BARRIO SP 01 037.JPG
ID BARRIO SP 01 042.JPG
ID BARRIO SP 01 048.JPG
ID BARRIO SP 01 047.JPG
ID BARRIO SP 01 036.JPG
ID BARRIO SP 01 050.JPG
Pues eso.

4 respuestas a “Dando una vuelta por la bienal de Sao Paulo.

  1. Vaya paja mental.
    Acaso un guerrillero muere para que un artista con poca imaginación se aproveche de él?
    Es eso mucho más ético?
    Cuando los artistas comienzan a no tener ideas, es cuando comienzan a copiar a los políticos.
    Y toda la política es basura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *