Disturbios en la inauguración de Damien Hirst en Novi Sad (Serbia)

Publicado en ¿Qué pasa aquí?

Artistas y activistas fueron desalojados de la inauguración de Damien Hirst en el museo de arte contemporáneo de Novi Sad (Serbia).

Días antes de que ocurriese este hecho, un grupo de artistas y activistas invitaron a otros colegas, que estaban insatisfechos con la situación de la cultura en Serbia y contra los recortes de servicios públicos, a realizar una protesta durante la inauguración de la exposición “Nueva Religión” de uno de los artistas más ricos, Damien Hirst, en el Museo de Arte Contemporáneo de Vojvoida (MSUV) el pasado viernes, día 2 de septiembre a las 8 de la tarde.

Según un comunicado previo, eligieron la inauguración de Hirst como una ocasión para actuar y mostrar públicamente sus protestas, porque el artista inglés es sinónimo del mercado del arte y su implicación en la especulación financiera. Subrayaron que la exposición era especialmente problemática en su contexto ya que seguros, transporte y promoción fueron pagados con dinero público mientras que las iniciativas ciudadanas en el campo cultural sobreviven sin ningún tipo de soporte institucional, siendo forzadas a subordinar su trabajo a los beneficios comerciales.

Así, acordaron invitar a otros ciudadanos a participar en la protesta mediante la realización de pequeñas acciones o performances en la inauguración, documentando las reacciones o bien a participar en una acción colectiva que tendría lugar también durante la apertura de la exposición al público. Su comunicado terminaba con estos slogans: “¡Rechazamos la cultura corporativa! ¡CONTRA la privatización y la colonización de los museos públicos!¡CONTRA la brutal comercialización e instrumentalización del arte!

Como vemos en el siguiente vídeo su protesta fue reprimida por la seguridad del museo

A continuación el comunicado lanzado por el grupo de artistas y activistas tras los acontecimientos:



“Declaración pública de los artistas y activistas que fueron brutalmente expulsados del museo de arte contemporáneo de Vojvodina (MSUV)

Informamos a la opinión pública, que nuestra protesta contra el apoyo del estado, la provincia y la ciudad al capitalismo corporativo y a la exposición de Damien Hirst en el MSUV, se convirtió en una brutal expulsión del museo de artistas y activistas, llevada a cabo por una empresa de seguridad privada.

La protesta comenzó con los artistas y activistas distribuyendo folletos con los que se invitaba a la audiencia para apoyar la protesta, poniéndose una venda negra sobre sus ojos y negándose a participar en la reproducción de la hegemonía capitalista en el campo de la cultura. Pudimos leer un comunicado y portar carteles con consignas (“Contra la cultura corporativa”, “Contra el servilismo de las instituciones públicas “,” contra el arte burgués “, etc.).

Artistas y activistas fueron sacados brutalmente del museo por seguridad privada. Aunque los artistas y activistas no hicieron nada para perturbar el orden público, justo en frente del museo, la policía los detuvo para evitar que volvieran al museo. La expulsión provocó que algunas de las personas de la audiencia expresaran su apoyo a los manifestantes. Un artista local que se unió a la protesta, fue tratado duramente por la policía porque no tenía su ID, aunque continuó la protesta enfrente del museo.

También hay que añadir que la apertura de la exposición fue organizada en la planta superior del museo y que contó con la presencia de la
élite, políticos gobernantes, el embajador británico en Serbia y periodistas, mientras que las personas “normales” no tenían permitido el acceso y sólo podían acceder a una proyección de vídeo en la parte baja del museo. La seguridad privada no permitía acceder a la planta superior de esta institución pública. Asumimos que se organizó así con el fin de evitar cualquier protesta y por lo tanto nuestra manifestación se llevó a cabo en el vestíbulo del museo.

Creemos que la organización de esta exposición y la forma en que fuimos tratados muestra que el partido gobernante de Serbia respalda plenamente al
capital corporativo y que todo el sistema que se organiza de esta manera.

¡Invitamos al público a oponerse y dejar de tolerar este desastroso comportamiento de las instituciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *