El barrio contra ArtBanchel

Publicado en ¿Qué pasa aquí?, Difusión

received_1349567455130334

Comunicado de vecinas de Carabanchel + Vallecas + J.A.C.A.

El Barrio contra ArtBanchel

Madrid es una de las ciudades más segregadas socioeconómicamente de Europa, un proyecto de metrópolis global construida de espaldas a la mayoría de sus habitantes y sobre las bases de la represión, la desigualdad de clase y la idiosincracia cortesana de sus élites gestoras.

En Madrid las condiciones y expectativas de vida entre quienes residen en el norte y quienes resistimos en el sur, marcan contrastes y agravios radicalmente encontrados con la imagen de ciudad que las instituciones públicas pretenden definir.

En un momento en que los grandes intereses inmobiliarios ya han conseguido desalojar a las clases populares de un centro histórico enfocado casi exclusivamente al lucro de lo privado y la gestión burocrática de un poder central, este proceso destructivo, uniformador y especulativo se extiende con renovadas fuerzas, en su metástasis expansiva, a los barrios del sur, más allá de la barrera de la m30.

No hace falta que expliquemos a las vecinas de Carabanchel en qué consiste este proceso, pues todas lo experimentamos directamente en nuestro devenir cotidiano.

Lo que sí queremos explicar es una más de tantas herramientas que la especulación está utilizando aquí y en estos mismos momentos, y proponer un modo colectivo para frenar ese avance.

Los días 6 y 7 de mayo se ha presentado una inicativa llamada ArtBanchel. El nombre de este proyecto hace referencia a ArtBasel, una feria comercial para las élites económicas globales, iniciada en la ciudad suiza de Basel y que ahora extiende sus franquicias a otras capitales del consumismo como Miami y Hong Kong.

ArtBanchel, que según sus impulsores implica a 20 estudios de artistas de la zona y más de 120 agentes culturales, utiliza la siguiente frase promocional: “Te invitamos a cruzar el río para que compruebes que al margen hay sitio”.

Como habitantes de ese margen, y por lo tanto, elementos marginales segun la terminología de los organizadores, no dudamos que la mayor parte de las participantes en ArtBanchel solo desean compartir los resultados de su producción con otros miembros de su gremio.

Pero tampoco dudamos que este tipo de iniciativas, que no tienen ninguna conexión barrial, que no han creado un entramado social, generados bajo los parámetros de la economía de la atención desde estudios privados que se instalan en nuestro barrio apenas porque las rentas son más baratas que en otras zonas gentrificadas, atienden en realidad a intereses que van más allá de los que ArtBanchel puede enunciar como propios.

La atención mediática que los medios generalistas han otorgado a esta iniciativa, en un contexto donde esa misma prensa silencia sistemática e historicamente las propuestas, necesidades y reivindicaciones vecinales, deja más clara todavía la utilidad de ArtBanchel como punta de lanza del inminente proceso gentrificador que algunos desean para nuestro barrio.

En Carabanchel existe un entramado vecinal que viene trabajando para dejar claro que la cultura debe ser horizontal, abierta, inclusiva, autogestionada y al margen de un circuito mercantil que repite y sublima, a traves del arte, los patrones capitalistas y del mercado.

Las iniciativas culturales deben tener también un compromiso político y social con el barrio en el que se encuentran para no repetir las mismas transformaciones elitistas y represoras que todas hemos visto implementar en otros barrios de Madrid.

Asi lo demuestran proyectos gestionados desde el tejido comunitario local como J.A.C.A, que recientemente ha celebrado su tercera edición y trabaja en el campo de la creación, de la mano de otras muchas iniciativas y espacios independientes.

ArtBanchel no es barrio, No queremos cultura represora.

El arte debe ser una herramienta de lucha y cambio.

2 respuestas a “El barrio contra ArtBanchel

  1. Estimado autor del artículo.
    Leído su texto me resulta sorprendente la crítica y prejuicios versados sobre un evento, enriquecedor para el barrio, en el que he participado. Y del que se sueltan desaciertos e invenciones fantásticas y me explico:

    De una parte la saña rencorosa hacia una iniciativa de varios artistas de Carabanchel, que desean generar un entramado cultural, inexistente o escaso, apostando con sus pocos pero muy optimistas recursos, me hace imaginar que sus opciones como artista se extinguieron, y viéndose fuera de nuestro arengado optimismo, alimenta la crítica de su rencor y su frustración hacia un objetivo, nosotros, como responsables de sus fracasos.

    Sobre el evento que juega con el término Art Basel, es más que evidente para la mayoría, que el símil es una crítica a la mayor feria de arte contemporáneo. Critica al mercadeo, y al relativo valor de quienes se muestran, critica a las entidades y organismos que las gestionan y a la posición prostituida del artista. Lo que nos lleva la expresión usada “al margen”, ¿De verdad pensaba que era por el limite del rio y la m30? ¿Nunca por el hecho de que son los, comisarios, curatores, galeristas, museo y demás los que ponen sus condiciones al artista? ¿Y el proyecto pretende sacar al artista y su trabajo, autofinanciado, al margen de los circuitos y condiciones? ¿NO? ¿Que se constituye esta iniciativa al margen de administraciones públicas? Que siempre nos han menospreciado pero van a hacerse la foto ante nuestro trabajo, ¿o al margen de entidades privadas? Solo vienen si les sale beneficio. ¿Qué significa Sin condiciones?
    Por otro lado esto no era una feria, sino una muestra del trabajo abierta a la ciudadanía, que contiene mucha crítica social por cierto. No era un mercado, ni se vendían obras, porque no era su objetivo. Estar Al margen de las convenciones y circuitos comerciales, ha permitido que en la mayoría de los casos haya mayores posibilidades de encontrar propuestas críticas y libres de coacción.

    ¿En qué medida el barrio le pertenece? Es suyo por escritura, derecho propio, herencia, años demás, lo ha edificado usted. ¿Cuál es el derecho para valorar un enriquecimiento del barrio como una amenaza? Una oportunidad de crear un foco cultural generando miedo en la población. Goebbels usaba este truco, generar miedo, crear enemigos fantasma para conseguir sus objetivos. Crear temor y por ende odio y animadversión hacia otros, lo hace bien. Desconozco si lleva el cuerpo tatuado con la A anarquista, pero sus valoraciones, desde el desconocimiento de una realidad y las buenas intenciones de la propuesta, son más bien las de un timorato fascista, un nazi despeinado. Estos artistas son el barrio, son del barrio, viven el barrio y consumen y activan el barrio. ¿No son por ello parte del barrio?, o ¿por no ser parte de un ideal personal que tiene usted de qué barrio quiere, son perseguibles, enjuiciables?

    Pero ¡gentrificación! ¿Qué somos elementos gentrificadores? sin ayuda y soporte, ya nos gustaría algún apoyo, pero malrecibimos de todos, hasta de usted. Le riego con un poco de urbanismo y sociología. Gentrificación, hoy llamada, es una actividad que surge en los años 60, vaciando cascos antiguos de rentas bajas y más humildes, para “lavar” la ciudad y crear en consecuencia ghetos de periferia, donde contener a esa población. En este siglo eso se ha acompañado de una estandarización, casi un parque temático al turismo en los centros de las ciudades, mismos comercios, mismas empresas y mugre en diferentes ciudades. Se acabó el comercio de barrio, por grandes superficies, se acabó saludar por el barrio, porque son todos ocupantes de unos días. Precios más elevados de todo lo que contenga. El resto deportado contra su voluntad. El mismo hecho por el que no okupamos el centro de la ciudad, nos repugna esa política y somos igualmente víctimas; prescindibles a los sistemas económicos municipales y privados, perseguibles. Echar gente de los centros urbanos, para ofertar un pijo y artificial barrio. Tampoco nos gusta. Abusan de nosotros, dueños, propietarios, administraciones públicas. Desconoce las condiciones límite en que viven estos artistas, los obstáculos continuos, los malabares económicos mientras sobrevuela la miseria como un buitre, y las energías, recursos e ilusión volcados en realizar esta propuesta. Una lucha por nuestra parte a la ciudad Sintética. No olvide que los dueños que ponen el precio de los alquileres, y gentrifican, son del propio barrio, carabanchelistas. Nunca nosotros que los abarataríamos. Fué una oferta no solo al barrio, a la ciudad.

    Alguien aún, debe malpensar por ignorante que somos ricos, millonarios. Financiamos todo y no hay salario. Y aún así, la iniciativa reivindicativa al margen de lo establecido, es atacada. Los artistas que han metido dinero, atacados. Sus estudios de trabajo, atacados. ¿Su casa es pública?, porque el estudio de un artista es su casa. Por ello Art Banchel era para todos, abierto a todo el público. No sé si le han comentado que han venido personas del barrio. Todos contra, será un grupo reducido, los que nos visitaron encantados, no están contra nosotros, nos apoyaron, reclamaron más actividad cultural en el barrio, los comercios de la zona igualmente. Ha pasado gente variopinta, sexualmente, edades dispares, orígenes y “etnias” lejanas, lo que lo hace un éxito, pero lo que realmente nos interesa es lo que cada uno tienen en la cabeza. No qué o quiénes son.

    Algo que define a un artista es que todo aquello que es oculto o desconocido alimenta la curiosidad, y no el miedo como en su caso, lo que nos hace inmensamente ricos y variados y donde las fronteras físicas y límites de las cosas no existen. Y nos convierte en el inmenso y variado jardín salvaje de un descampado. Algo que le asustará.

    Quizás algo le nubla el juicio y que por ello ve el mal por todas partes, todo es el enemigo, sino es como yo pienso. Un lamentable complejo de inferioridad, o manía persecutoria del que de nuevo, no somos responsables. Visitar varios espacios debería haberle animado, e incluso ayudarnos a mejorar, a hacer un barrio mejor, colaborar y no promover su envidia. Envidia que por otro lado le ciega. Violencia que por otro lado es difícil de comprender. Se asemeja a un obispo del medievo sacando odio contra los herejes. El barrio contra Art Banchel, no, usted y sus complejos contra Art Banchel.

    Creo que alguna vez hemos charlado, he leído interesantes artículos de blog, pero este es una auténtica cagada, un intento lamentable de generar opinión subjetiva e ignorante.

    Los artistas da igual de donde sean o que hagan. Lo son. Has pretendido clasificar y enjuiciar. Separar. Aburrido discurso has dado esta vez.
    ¡VIVA LOS ARTISTAS DE JACA, VIVA LOS ARTISTAS DE ARTBANCHEL!
    ARTISTA 0013

  2. Estimada Artista 0013

    Un par de apuntes:

    1.-Quiero dejarte claro que este artículo no es de mi autoría es un comunicado firmado por vecinos del barrio de Carabanchel y por JACA promovida por el Ateneo Libertario de Carabanchel. En el futuro se sumaran más asociaciones barriales.

    2.- Posiblemente el sentirse atacado en lo personal ha inducido a muchos equívocos , sobre todo a la hora de leer y comprender lo que dice este comunicado, básicamente dos puntos:

    A.- El comunicado deja bien claro que no hay nada contra los artistas

    B.- Este tipo de acontecimientos totalmente desconectados de la vida cotidiana en un barrio bajo el ojo de la especulación son herramientas gentrificadoras. NO quiere decir esto que los artistas sean los especuladores.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *