El 15-M en la Bienal de Berlín (2)

Publicado en ¿Qué pasa aquí?

Art%20and%20Politics%20Flyer[1].png
“Nos gustaría que ustedes dicten sus propias condiciones para su presencia en la Bienal de Berlín, y nadie de KW o la Bienal va a influir o imponer algo. Ustedes mismos diseñarán y definirán la forma y el uso de su espacio.”
“Como equipo curatorial declaramos que son independientes y no están obligados a seguir la lógica de la institución.”
“No hay ningún deseo por parte del equipo curatorial de la Bienal de Berlín de usar su espacio para nuestras necesidades”
“Creemos que ustedes son capaces de enseñarnos una manera alternativa de tratar los problemas sociales. Tenemos una fuerte simpatía por su movimiento aunque a veces no es fácil para nosotros seguir sus propuestas”
“Ustedes no son una exposición y no van a ser expuestos, pero se puede utilizar lo que el contexto de la muestra proporciona: nuestro apoyo, algunos fondos, y un gran número de visitantes a la Bienal a los que hacer llegar sus ideas y reclamaciones”.
El equipo curatorial de la Bienal de Berlín da la bienvenida al movimiento 15M y Occupy: Welcome to the #7BB in Berlin
Relacionado: El 15_M en la bienal de Berlín

4 respuestas a “El 15-M en la Bienal de Berlín (2)

  1. Pues nada, de aquí a un mes, cuando toque aniversario del 15-M, que la alcaldesa semielecta Ana Botella envíe a los artistas colaboracionistas del Ranchito a la puerta del Sol a repartir abrazos y folletos de Matadero, que no se diga que semos menos que Berlín.

  2. Al tiempo que las “reformas” del gobierno hacen cada día más difícil protestar, demostrando que son unos verdaderos fascistas: “Encadenarse con los brazos será atentado contra la autoridad”. Se hacen espacios donde los indignados pueden expresarse libremente, sencillamente porque no están en la calle. La propuesta en si misma es una basura.

  3. Por cierto, leía en el texto de Jorge Luís Marzo “Nos tenemos que camuflar donde haga falta para mostrar los nuevos productos culturales que les tenemos preparados. Si somos invisibles, el espectador también. El público no tiene que saber que aquello que está viendo es arte”.
    Pues parece que la clase dominante descubrió eso de camuflarse hace mucho tiempo.
    “Nos tenemos que camuflar donde haga falta para mostrar los nuevos productos de dominio que les tenemos preparados. Si somos invisibles, el espectador también. El público no tiene que saber que aquello que está viendo es el poder”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *