El Ojo Atómico cierra.

Publicado en ¿Qué pasa aquí?

ojo_atomico%5B1%5D.jpg
Comunicado de cierre del Ojo Atómico.


Tras cinco largos y apasionantes años de trabajo en la nave de la calle Mantuano de Madrid, hemos decidido cerrar el local y emprender una nueva etapa del Ojo Atómico.
La hostilidad del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, una encubierta y la otra abierta, pero igual de implacables, y la ausencia de diálogo con el Ministerio de Cultura, nos empujan al cierre, al igual que a otros espacios independientes, desaparecidos en los últimos meses. Podríamos resistir, pero ya hemos entrado en una fase de desgaste, y creemos más prudente un cambio de estrategia que el enrocamiento en posturas insostenibles a medio plazo. Han ganado ellos, al menos esta batalla que se inició en 2002 con la apertura de 29 Enchufes. Por primera vez llegó a haber una escena alternativa de arte en Madrid, caracterizada sobre todo por el afán de apertura al exterior. Basta ver los programas que han realizado 29 Enchufes, Liquidación Total y el Ojo Atómico, entre otros, para constatar la internacionalización que hemos llegado a alcanzar, y que sólo puede tener continuidad en nuestros previsibles, o ya consumados, exilios.
No voy a disimular el mal sabor de boca que siento, porque seremos otra generación perdida, y como dije hace un año, para mí es la última. Mi edad, 45, y mis aspiraciones me empujan a centrarme en proyectos más institucionales, donde pueda disponer de los recursos que hasta ahora no he tenido. Dejamos atrás un excelente trabajo que ya está siendo olvidado. Hace una semana oía decir a un conocido historiador de arte que la escena de arte político de Madrid acabó en 2001. ¿Debo responder algo? ¿Explicar a estas alturas qué es arte y qué es política? ¡Qué nos olviden! Madrid no parece necesitar arte, sino obras públicas, munipas y olimpiadas.
Uno de nuestros objetivos fracasados en esta etapa ha sido conseguir un marco legal de apoyo a la creación en Madrid. En el frustrado Manifiesto de los Agentes Artísticos de Madrid ( http://www.ojoatomico.com/comunicados/documento4.html%20) describimos con todo detalle la situación que viven los creadores y los gestores independientes de esta ciudad. El texto era tan acertado que una esbirra de Carlos Baztán me llamó al móvil para pedirme que no publicaramos más manifiestos. si es que queríamos mantener el “diálogo”. Fue ese el día que decidí, personalmente, tirar la toalla, y renunciar a un “diálogo” imposible. Y de la CAM para qué hablar; yo, por eso del quid pro quo, les he puesto en mi lista negra. Es significatico que sólo AVAM y la Unión escribiesen un texto de apoyo a nuestra pretensión básica, un marco legal que regule el apoyo al arte con dinero público, y que tanto ADACE como el Consejo de la Crítica ni se dignasen a contestar. Quizás pensaron que esto es mezclar arte con política, o, como me dijo una alta carga del Matadero, que los que estamos fuera de las instituciones tenemos que “aprender a conformarnos”.
Es todavía más lamentable que hoy, como en 1991, cuando abrí mi primera sala de exposiciones, el único lugar de Madrid adonde un artista puede dirigirse para empezar una carrera coherente sea la terminal de salidas internacionales de Barajas. Pero ahora el mundo es mucho más pequeño, y nada puede ocultar el ridículo de sus políticas culturales, de las noches en blanco, los mataderos, los madriles abiertos, los homenajes a la movida y de tantos centros de arte desorientados, sin contenidos y ahítos de buen rollito parroquial.
Nosotros cerramos, contentos de lo mucho que hemos podido dar, y de lo mucho que hemos recibido. Gracias a los que de una u otra manera habéis estado con nosotros y a los artistas que desinteresadamente han venido de diferentes partes del mundo a colaborar con este proyecto.
El viernes 21 consumamos el cierre, a partir de las 20 horas. Os invitamos a participar en una acción con Javier Pérez Aranda, que transformará en un mueble la conocida instalación que ha ocupado el altillo durante los últimos años, para después depositarla en los lugares indicados por el ayuntamiento para tal fin, y aprovechando que el 21 es el día designado para esto en Prosperidad. Regalaremos lo que nos sobre, pero no habrá bar, así que el que quiera puede traerse su propia bebida (bueno, nos quedan unas cajas de tequila). Se recomienda ropa de abrigo.
Tomás Ruiz Rivas

4 respuestas a “El Ojo Atómico cierra.

  1. Pero este señor no es el mismo que Tom Lavin, el artista paellero, que estuvo paseando en la Noche en blanco (vaya tomadura de pelo la nochecita de marras!) no se que micro-museo. ¿De que se queja entonces?
    En mi pueblo a esto se le llama repicar y estar en misa o a dios rogando y con el mazo dando..
    Que le vaya bonito… que en el arte madrileño sobran jetas como este, por otro lado totalmente de acuerdo con que las politicas culturales son un desastre (él ha colaborado, un artista más del PP)

  2. Me parece más bien miserable la argumentacion del anterior comentarista. ¿Cuando nos daremos cuenta que los recursos publicos son de todos y que utilizarlos no significa que se está con un partido u otro? En concreto “el museo de la Defensa de Madrid”, al que te refieres que fue desarrollado en la Noche en Blanco, quizás fuera de lo mejor, sencillo, humilde pero ideologicamente comprometido, nada que ver con videoproyecciones estetizantes o la incoherencia generalizada que pudimos ver en el Matadero.
    Tambien me parece miserable la alegria contenida que destila por el fracaso de un proyecto, no es de recibo alegrarse ante el fracaso ajeno. Aconsejo dejar las cuitas personales para ambitos privados.
    Ahora bien eso no quiere decir que esta nueva singladura del Ojo Atomico haya sido excepcional. En mi opinion viene lastrada por como se cerró la anterior etapa. Y me estoy refiriendo al catálogo que se editó para recoger los distintos proyectos que alli tuvieron lugar, en esa publicación el director del espacio se apropiaba de un trabajo colectivo que no mereció su reconocimiento obviando a otra gente que habia estado trabajando y sosteniendo el primer Ojo Atomico. También sorpresivamente se eliminaron exposiciones que habian tenido lugar, acciones estas dignas de la mejor tradición estalinista.
    Viendo que el anterior comentarista echa mano del refranero español, yo creo que aqui el refran que conviene es “quien siembra vientos, recoge tempestades”.

  3. No me alegré cuando recibí el comunicado del Ojo Atómico, ni me sorprendí con sus argumentaciones. Después de los mismos años (y ojo, Tomás no es de la generación de las 29 ni de la de los Liquidación) desgraciadamente no me sorprende que cierren espacios, de la misma forma que no me sorprende la falta de autocrítica del director del Ojo Atómico que, de nuevo, mezcla churras con merinas, arremete contra las instituciones a las que muy pronto, según él mismo anuncia, recurrirá para proyectos que se desarrollarán “dentro” de las instituciones.
    El Ojo Atómico patalea y lanza mierda como el campeón regional de una especialidad competitiva en este país y sólo espero que siga entre nosotros pontificando para recordarme lo peor de mi misma y demostrarle a él que nadie le quiere “destruido” y así deje la victimización. Hay que pedirle que siga con sus comunicados por higiene mental: es bueno poder recibir en el correo las palabras de Gray, así no hay que tenerlo en el desván de casa.
    El Ojo Atómico cierra por que no tiene interlocución con las instituciones. O digámoslo de otro modo, tiene la misma que todos nosotros, pero en su egomanía esto no es justo, seguramente por democrático. ¿Que pasó cuando AVAM propició establecer una red para buscar esa interlocución en conjunto? Pero en lugar de vovler a esto es mejor encontrar en las palabras de Dorian nuestras propias enfermedades. Y la más evidente es la de mendigante institucional, vestido de alternativo. ¿La caridad institucional es lo máximo a lo que podemos aspirar? ?No hay otras vías por las que mejorar la financiación de proyectos? ¿No es posible parar la rueda y establecer una interlocución eficaz con las instituciones? No confío en aquellos que están en las instituciones pero sí en que existen medios y por ello creo que nunca se ha abordado a sus representantes más allá del vocerío, esgrimiendo el argumentario de exigencias como si fuesen deudas históricas que se deben personificar en el primero que las aviente con la suficiente violencia verbal, o verborrea mental.
    Ahora que Barrio Sesamo ha sido “censurado” o al menos elevado a categoría adulta, será menos inocente reclamar aquello de “con tus amigos mejor”. Creo que la “escena alternativa” madrileña (alternativa a la institución, no confundir con necesariamente cutre, necesariamente de bajo coste o necesariamente significada en lo político) no se reduce al Ojo Atómico, ni a los que ellos designan como válidos, es más amplia y tiene una salud regular que cada uno pelea por mantener desde su asiento y espero que encuentre la forma de reunir fuerzas y actuar con mayor inteligencia y eficacia y menos arribismo personalista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *