Elecciones autonómicas en Madrid… un recordatorio

Publicado en Memoria Histórica

Hubo un momento en que Madrid se inventó, además con un aire de utopía: una bandera roja con siete estrellas de cinco puntas diseñada por un artista que aún podia creer en un arte social no concreto como Cruz Novillo y un himno, negación de cualquier himno, compuesto por un filosofo anarquista, de nombre Agustín García Calvo.
Hoy periclitada cualquier utopía, negada cualquier posibilidad de inventarse a uno mismo como hizo el mejor alcalde de Madrid, Tierno Galván, capaz de gritar “Viva el Caos” delante del ejército y la diplomacia en una inauguración de artes plásticas (bastante más atrevido que hacer delante de la neoconservadora movida cualquier apología de las drogas:”A colocarse, y el que no esté colocado, que se coloque”), nos debatimos entre la aterradora Esperanza y el triste Simancas. Valga como recuerdo de otros tiempos, que pudieron ser mejores el himno que nos compuso, a los habitantantes de la comunidad de Madrid, Garcia Calvo…

5 respuestas a “Elecciones autonómicas en Madrid… un recordatorio

  1. En su tiempo, inmersos en la Modernez (que hasta mi madre llevaba el pelo de punta…) me parecía el típico soniquete republicano de los que llamábamos “Barbas”.
    Ahora con el tiempo me suena todavía más obsoleto y lejano.
    No se ha superado ni la retórica,ni la composición de la generación del 27.
    Madrid no necesita ni himno, ni bandera,ni siquiera tradiciones ,(inventadas calcando las zarzuelas).
    La parafernalia de una ciudad en constante cambio, donde cada día llegan miles de visitantes, no puede anclarse en señas de identidad.Por que su seña de identidad es precisamente la permeabilidad de su carácter.
    Es un dato que deberían tener en cuenta los “profesionales” de la política,pero estos se han educado en parámetros nacionalistas .Esta claro:FRANCO hizo un buen trabajo con todos ellos.

  2. muy buenas, he estado viendo posts antiguos de contrapublicidad en las cabinas de telefonica y estoy muy interesado, me podriais enviar un mail para haceros un par de preguntas “tecnicas” : como se abre, a q hora es mejor hacerlo, etc,?
    Gracias y salus,
    Vic
    aloha_duendex@hotmail.com

  3. yo coincido bastante con CUBO en lo de que el autentico madrid es (o era) un sitio cuya seña de identidad era la falta de una identidad concreta… tierra tradicional de inmigrantes donde nunca se le ha preguntado a nadie la estirpe porque todos la tenemos bastante mestiza. sin embargo, es curioso como los politicos estan intentando cambiar esto. el discurso de gallardon, por ejemplo, es claramente “pro-orgullo madrileño” (en el sentido heterosexual del termino). a mi me parece que cuanto mas orgullo nos infunden de lo buenos que somos, peores nos hacemos. el despego por madrid y por lo que representa era mi caracteristica favorita de los madrileños…
    sin embargo, volviendo al post, tambien coincido con que da grima comparar la situacion politica (y cultural) actual con la de aquellos tiempos.
    un saludo,

  4. es curioso que la relacion de identidad (ser madrilenyo, espanyol, de derechas o izquierdas, feminista, gay….) siga siendo promovida y acentuada desde la politica. digo que resulta curioso, si pensamos que la nocion de identidad en un mundo global a cambiado (o asi se supone), entonces el porque de esta potenciacion?… por ejemplo, en Francia la formulacion de lo que significa ser ciudadano frances no ha dejado de ser problematica, aunque cambie se necesita tener una concepcion de lo que significa ser frances, por supuesto igual sucede en otros paises (menciono Francia, quizas porque las elecciones han sido recientes, y uno de los comentarios del nuevo presidente fue que: ‘el governaria sobre todos los franceses’, lo cual implica que tiene que existir algo que defina al ciudadano como frances, en este caso)
    Alguien como Giorgio Agamben diria algo asi como que la promocion de ‘identidades’ por parte de un govierno de estado es debido a la necesidad que el estado tiene de diferenciar a los que pertenecen de los que no pertenecen, lo cual entra dentro de una cadena de relugaciones que el ciudadano sigue y que en consequencia determina e incluso produce otro tipo de identidades. en fin que el tipo de identidad a lo mejor no es significativo, pero el estado necesita ese tipo de definicion para poder ‘governar a la poblacion’… alguien como Foucault seria importante en este punto, en relacion a terminos de estudio de technicas de govierno y metodos de control…
    por ultimo, alguien a intentado alguna vez dejar de ser, es decir perder su ‘identidad’, yo creo que pudiera ser un intento en vano, y si ese fuera el caso me pregunto el porque de intentar preservar lo que no se puede perder…
    saludos!

  5. me acabo de dar cuenta que he cometido alguna falta de ortografia.. ophs! (quizas la gramatica es una de las cosas que si que se puede perder) 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *