Espejos para un centro de tortura

Publicado en Autobombo

exesma1.jpg
LEON FERRARI, Nosotros No Sabíamos. 1976. Serie de collage realizados a partir de recortes de periódicos de la época.
Hasta el 5 de agosto se puede visitar en Buenos Aires la exposición “ESPEJOS, el camino incierto al País de las Maravillas”, comisariada por Federico Zukerfeld y Loreto Garín, miembros de la Internacional Errorista
Esta muestra ha tenido lugar en lo que fue la Escuela de Mecánica de la Armada, el más emblemático centro clandestino de detención (instalaciones secretas empleadas por las fuerzas armadas y de seguridad para ejecutar el plan sistemático de desaparición de personas implementado por la dictadura militar que ocupó el poder en la Argentina entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983).
Esta muestra no solo alude al pasado del edificio sino que también quiere problematizar sobre su actual función como espacio para la memoria y para la promoción y defensa de los derechos humanos, bajo el nombre de Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti



Los organizadores cuentan en el blog del proyecto : “Al ingresar a una sala de exposiciones de arte contemporáneo es normal sentirse desorientado dentro del cubo blanco. ¿Dónde estamos? es una pregunta recurrente, al recorrer los no-lugares preparados específicamente para la función expositiva. El artificial ambiente, vacío y aséptico, tan usual en los museos y centros culturales, pretende, antes que nada, constituir la neutralidad como elemento objetivo para lograr una de-contextualización, cualidades y requisitos supuestamente necesarios para observar y apreciar las obras exhibidas. Al caminar por las salas no es difícil sufrir una especie de amnesia temporal y olvidar por unos instantes dónde estamos. Pero, nos encontramos en un “espacio para la memoria” y es nuestro deber socavar detrás de las blancas paredes para devolverle, de alguna manera, su verdadera función testimonial.
En este experimento la hipótesis es el señalamiento: nos encontramos en los edificios donde una serie de nuevas instituciones que ocupan el espacio de otras viejas instituciones, ambas antagónicas entre sí (Organismos de Derechos Humanos/ Fuerzas Armadas). Durante más de un centenar de años el espacio funcionó como escuela de formación en mecánica militar con la consecuente doctrina castrense, régimen de control basado en castas y rangos de obediencia obligada. Posteriormente, el predio fue base de operaciones de la Dictadura y funcionó como Centro Clandestino de Detención, tortura y exterminio. Hoy nos encontramos en un Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos. Durante las primeras semanas de investigación, decidimos trazar una ruta a través de la transformación simbólica del espacio y su arquitectura; así notamos que sobre el piso de la Sala 1, donde hoy se encuentra la exposición, se pueden observar dos grandes piezas semicirculares de concreto. Al visitar el espacio junto a varios de los artistas invitados, casi todos querían hacer algo o intervenir esas bases. Consultamos en el Centro Cultural acerca de estos elementos, y nos comentaron que dichas estructuras forman parte del patrimonio institucional por lo que no pueden ser modificadas. Meses más tarde, buscando material de archivo en internet, descubrimos una documentación en video realizada durante la ceremonia de apertura del espacio en 2004, donde se puede ver la antigua funcionalidad de dichas bases, como soportes para la reparación y estudio de baterías antiaéreas y otras armas de guerra.
Este hallazgo fue un punto de partida en éste camino incierto y continuando en la misma dirección, quizás usted se preguntará nuevamente: ¿dónde estoy?”.
( Extractado de A través de los Espejos/ Behind Mirrors)
exesma2.jpg
SUB Coop, Nicolas Pousthomis. Fotografía, Archivo 20 Diciembre 2001.
Más imágenes de la expo AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *