Guerra cultural contra el Reina Sofía

Publicado en ¿Qué pasa aquí?

La ultraderecha española, a través de la organización HazteOir, quiere reeditar las guerras culturales que tan populares se hicieron en los USA durante los 80 y los 90 hasta hoy mismo. Ya saben ustedes: miembros de la derecha religiosa que buscan censurar el trabajo de artistas y académicos en una lucha contra lo que ellos consideran indecente, subversivo o blasfemo. La acusación más común es que estos artistas e intelectuales quieren destruir los valores familiares y la civilización occidental.

Hazte Oir ataca la recién inaugurada exposición “Un saber realmente útil” con estas palabras: El Museo Reina Sofía monta una exposición que pagamos los ciudadanos y así nuestro dinero sirve para insultar a los ciudadanos. Pide al director del Museo que retire de la muestra los contenidos insultan a los cristianos (sic), que describen el siguiente video propagandistico sobre el asunto. La llama que parece haber encendido la mecha: la caja de cerillas que veremos con la recurrente cita del gran Kropotkin

reina_sofia-comparativa

Rafa SMP nos dió la pista: El Reina Sofía responde a la alerta de HO: alentar la quema de iglesias, es “arte” y “libertad de expresión”

9 respuestas a “Guerra cultural contra el Reina Sofía

  1. Que el hipócrita ( o cínico, según se mire) de Borja Villel les diga a los ultracatólicos lo mismo que dijo en su entrevista en El Cultural:

    “La cultura no puede ser un instrumento para la promoción del turismo, ni estar al servicio de la representación social o política. Es necesario reivindicar su autonomía y defenderla como un derecho, cuya importancia ha de ser reconocida”

    Seguro que estos de Hazte Oir lo podrian suscribir

  2. Porque soy católico, así como muchos de mis seres queridos, y no puedo tolerar que en nombre de una ideología o de un arte que no representa más belleza que la del odio, se incite a nuestra persecución, muerte y destrucción, como si fuéramos seres inferiores, en un estado en donde por otro lado, se presume de combatir el fundamentaismo religioso que acaece en ciertos lugares del mundo. ¿Acaso no es esta otra forma de fundamentalismo tan grave como aquellas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *