La estética de los poderes frente a Libertad, Igualdad y Fraternidad // Massimo Mazzone, Escuela Moderna Ateneo Libertario

Publicado en ¿Qué pasa aquí?


Retrato de Donoso Cortés pintado con mierda, de Escuela Moderna

La estética de los poderes frente a Libertad, Igualdad y Fraternidad
por Massimo Mazzone, Escuela Moderna Ateneo Libertario

Vivimos en democracia; el valor de la libertad, en palabras, parece ser apreciado por todos. Sin embargo, creo que el análisis de este precioso patrimonio social tendría que ir acompañado también por el análisis de aquellas filosofías que contrarrestaron los ideales de la Revolución Francesa (Donoso Cortés) y que influyeron en el pensamiento de la modernidad y de la contemporaneidad, como lamentablemente fue en el caso de Carl Schmitt, lúgubre jurista del Tercer Reich, cuyas doctrinas inspiraron las tristes políticas sobre el derecho penal del enemigo (Günther Jakobs) e incluso las últimas políticas del gobierno italiano concebido por Minniti y Orlando.

La buena novela Los libros arden mal de Manuel Rivas nos recuerda la famosa relación académica de Carl Schmitt con España, donde fue elegido Maestro del régimen franquista, y donde dio numerosas conferencias después de la Segunda Guerra Mundial y tuvo numerosos artículos publicados, algunos como primera edición en español. Esto no solo se debe a la traducción directa de los originales por su hija Ánima, que vivió en España donde se casó, sino debido a la ascendencia cultural del jurista y a sus descubrimientos relacionados con la escuálida figura de Donoso Cortés, quien lo llevó a ver en la España de la dictadura franquista, su lugar ideal, su segunda patria. Por esta razón, como resultado, tenemos el entusiasmo de los muchos schmittianos que han traducido algunas de las obras del período español 1946-1985, es decir desde 1946 hasta la muerte del autor. A partir de 1922, Schmitt se dedicó a la tarea de relanzar la obra de Donoso Cortés como uno de los tres filósofos más importantes de todos los tiempos y de consolidar la filosofía política de la contrarrevolución como praxis de la vida y programa de acción política. Schmitt reconoció a Donoso Cortés haber llegado a conclusiones más profundas que su predecesor filosófico Joseph de Maistre, otro de los tres “pensadores” considerados por Schmitt como decisivos junto con Louis de Bonald, el padre del tradicionalismo europeo.

Carl Schmitt afirmó que Cortés fue el padre de la doctrina dictatorial a través del Decisionismo. Los barones franquistas que colaboraron con Schmitt en la adaptación de Donoso Cortés lo hicieron para legitimar el papel detestable de la iglesia durante la dictadura de Franco. Schmitt, cristiano-hitleriano, en su discurso de mayo de 1944 en Madrid y Coimbra comparó Donoso Cortés con Cassandra, que había predicho que todo el planeta caería en una “guerra civil universal”, por supuesto, debido a la circulación de esas malditas ideas de Libertad, Igualdad y Fraternidad. Para salir victoriosos del riesgo de la guerra civil universal, es más que necesario comprender la importancia del pensamiento de Donoso Cortés, comenzando con su discurso en el Parlamento español el 4 de enero de 1849:

Digo, señores, que la dictadura en ciertas circunstancias, en circunstancias dadas, en ciertas circunstancias como las presentes, es un gobierno legítimo, es un gobierno bueno, es un gobierno provechoso, como cualquier otro gobierno; es un gobierno racional, que puede defenderse en la teoría, como puede defenderse en la práctica (…) Tan sabios son los ingleses que la Constitución inglesa cabalmente es la única en el mundo en que la dictadura no es de derecho excepcional, sino de derecho común (…) La dictadura pudiera decirse, si el respeto lo consintiera, que es otro hecho en el orden divino. Tan es así, que Dios se reserva el derecho de transgredir sus propias leyes, y esto prueba cuán grande es el delirio de un partido que cree poder gobernar con menos medios que Dios, quitándose así el propio medio, algunas veces necesario, de la dictadura

Y algunas otras ‘perlas’ de Donoso Cortés:

…el reptil que piso con mis pies sería a mis ojos menos despreciable que el hombre. Aun así y todo, el punto de fe que más abruma con su peso a mi razón es ese de la nobleza y dignidad de la especie humana, dignidad y nobleza que quiero entender y no entiendo, y que quiero alcanzar y no alcanzo. (ensayo sobre el Catolicismo, el Liberalismo y el Socialismo)

Como proto-nacional-católico, Donoso Cortés afirmó que la religión revelada -en este caso desde la Iglesia Católica Romana- tuvo que imponer una dictadura, siendo los seres humanos incapaces de razonar. Según Cortés, la intolerancia doctrinal de la Iglesia ha salvado al mundo del caos:

La intolerancia doctrinal de la Iglesia ha salvado el mundo del caos. Su intolerancia doctrinal ha puesto fuera de cuestión la verdad política, la verdad doméstica, la verdad social y la verdad religiosa; verdades primitivas y santas, que no están sujetas a discusión, porque son el fundamento de todas las discusiones; verdades que no pueden ponerse en duda un momento, sin que en ese momento mismo el entendimiento oscile, perdido entre la verdad y el error, y se oscurezca y enturbie el clarísimo espejo de la razón humana. La razón no ha sido dada al hombre para descubrir la verdad, sino para explicársela a sí mismo cuando se la muestran y para verla cuando se la ponen delante. Tan grande es su miseria, y su indigencia intelectual tan lamentable, que hoy día es y no está cierto todavía de la primera cosa que hubiera debido averiguar, si en el plan divino hubiera entrado que pudiera averiguar por sí alguna cosa. Dígaseme, si no, si hay algún hombre que haya llegado a averiguar con certeza qué cosa es su razón, para qué la tiene, de qué le sirve y hasta dónde alcanza el mal que viene del hombre y está en el hombre, y viniendo de él y estando en él, hay en ello una grande conveniencia, lejos de haber en ello contradicción ninguna..(Ensayos passim)

Donoso Cortés finalmente afirma que los sacrificios sangrientos son la más universal de las instituciones y dogmas humanos, que todas las sociedades, desde las más civilizadas hasta las más primitivas, se han fundado en el holocausto perfecto de la ofrenda de una víctima para el Señor:

Sin la pena de muerte, sin “la eficacia purificante de la sangre”, se desintegrarían los vínculos sociales…
…El género humano… ha creído siempre, con una fe invencible, estas tres cosas: que es fuerza que la sangre sea derramada; que, derramada de un modo, purifica, y de otro, enloquece..

Es fácil entender lo que fascinó fatalmente a Carl Schmitt. Tales palabras son muy claras explicando el paradigma reaccionario. En las palabras de Donoso Cortés, encontramos la anticipación del mal por venir. ¿Y quién debe ser sacrificado? Obviamente las masas ignorantes, las mujeres, los pobres, los ateos, los otros. Hoy nuestra sociedad desarrolla el control total sobre los ciudadanos a través de la búsqueda de la identificación y la construcción de enemigos sociales, que las enseñanzas de los donosianos y schmittianos siempre han definido; los enemigos, de hecho, son los mismos de siempre: los gitanos, los judíos, las mujeres, los pobres, los inmigrantes, los socialistas, los comunistas, los anarquistas, los sindicalistas, los intelectuales, los artistas, los homosexuales.

Recordamos las palabras de Schmitt:

Nenne mir deinen Feind, und ich sage dir, wer du bist.
Llámame enemigo y te diré quién eres.

Esta categoría de personas, son ciudadanos que forman parte de la misma sociedad pero que no tienen y, en su opinión, no tienen que tener, los mismos derechos que los demás. Carl Schmitt comenzó su repugnante revival donosiano en los años de entreguerras, en una lucha mortal contra Weimar y Versailles, contra el Anticristo del comunismo, de la anarquía y del socialismo, contra el parlamentarismo y la democracia, contra la amenaza judía mundial, es decir contra aquellos pueblos por antonomasia sin territorio, que, según Schmitt, deben ser considerados enemigos internos, necesariamente. Todas las formas de distinciones raciales que han tenido lugar en nuestro tiempo se han producido porque el enemigo interno es lo que amenaza la unidad de un pueblo desde dentro a través de la amenaza de la democracia desenfrenada (igualdad), la amenaza del pacifismo, la amenaza de la libertad desenfrenada, con la justificación de la hermandad, a la que Schmitt opone la mística del poder del Estado, el Estado total (Totaler Staat) que como expresión, es una expresión hoy en desuso y erróneamente reemplazada por la del Estado totalitario, incluso si el Estado Total de Schmitt es más que una “forma”, este es el proyecto que fue desarrollado por Schmitt y por la escuela de Kiel (Kieler Richtung), según el cual el dogma liberal está simplemente “equivocado”.

La fuente última de la ley debe ser el sano sentimiento del pueblo alemán (gesundes Volk-sempfinden), que debe presionar para seguir la ley penal, y lo que debe castigarse antes del crimen, es la misma voluntad criminal, es lo que en su juicio incuestionable es potencialmente criminal (Willensstrafrecht) y, por lo tanto, no es lo mismo matar a un comunista o un patriota.

Nos recuerda el concepto de “guerra preventiva”.

Además, existe una legislación de emergencia, la dictadura soberana del Fürerstaat, el derecho penal racial (Rassenstrafrecht), conceptos que anticipan el derecho penal del enemigo de Jakobs… Aún siguiendo y desarrollando su triste inspiración en Donoso Cortés con el Discurso sobre la dictadura, Schmitt escribe en defensa de su numen:
…Únicamente sus enemigos socialistas, inspirados en una auténtica hostilidad barruntaron algo de su verdadera grandeza. Sólo en él presentían una amenaza para su monopolio de la interpretación del sentido del siglo. Ahora bien: el concepto de monopolio en la interpretación del sentido del siglo encierra algo muy importante, a saber: la legitimación histórica del propio poder, el derecho a emplear la violencia y la absolución por el espíritu del tiempo de todos los crímenes cometidos en su nombre. Con odio y sarcasmo replicaron a su adversario, tachándole de medio loco y tardío representante de la bestialidad medieval. Proudhon le desafiaba a que volviese a encender la hogueras de la Inquisicion… (Interpretación europea de Donoso Cortés)

Así el jurista Plettenberg escribe:

.. todo el mundo habla de élites
pero no se enfrenta al hecho
de que sólo hay Isra-élites en un gran espacio planetario..

Y aún más:

Con razón se dice que la revolución de 1848 quedó detenida. Pero en la victoriosa irrupción bolchevique de 1917 ha vuelto a hacer su aparición con intensidad infinitamente mayor y, no obstante, como continuadora genuina de las ideas y fuerzas que existían y actuaban en la época inmediatamente anterior a 1848. La irrupción de 1917 no estaba fundada en ningún programa nuevo ni tampoco en una organización improvisada. Tenía una determinada Constitución e incluso una Carta Constitucional: el Manifiesto Comunista que, elaborado en 1847 en Londres, Bruselas y París, estaba listo antes de que la revolución estallara abiertamente (…) Grande es el apuro de los historiadores pertenecientes a la burguesía. Por un lado desaprueban la represión de la revolución, pues no quieren pecar de reaccionarios; pero por otra parte, se congratulan del restablecimiento de la tranquilidad y seguridad como una victoria del orden.

El punto de mirada de Carl Schmitt es bastante claro. Vemos cómo los nazis van a vencer la paz, desarrollando su influencia sobre una democracia débil que deja de ser antifascista. En las últimas décadas, el examen honesto de la realidad, de la complejidad de lo real, ha sido barrido por la propaganda, tan mentirosa como omnipresente, por narrativas venenosas, narrativas de los estados y las empresas que han prometido un futuro que simplemente nunca han sido capaces de mantener. Las narraciones a gran escala no son recursos sino trampas. A lo largo de nuestras vidas hemos sido testigos de narraciones interminables y retóricas sobre grandes obras, grandes eventos, gran re-urbanización, grandes ideas puntualmente acompañadas por grandes daños a los territorios y a las arcas del Estado.

Veamos qué es el infame puente sobre el Estrecho de Messina, el TAV, el MOSE, Expo 2015. Escombros. Las infiltraciones de la mafia, las empresas quebradas, el lamentable espectáculo de los autodenominados voluntarios, disminución de los derechos laborales y leyes “especiales”, como la vergonzosa ley del Piano Casa (de regeneración urbana) que criminaliza a un segmento de la sociedad privándola de los derechos más básicos, una disposición nacida al final de la Expo, consecuente con la más lúgubre tradición legal occidental, la de las leyes especiales, que desde Donoso Cortés pasando por Carl Schmitt llega a Günther Jakobs inspirando muchas políticas europeas sobre “seguridad” e inspirando a nuestros gobernantes, solo el art. 5 del Piano Casa dice:

Cualquier persona que ocupe ilegalmente un edificio sin título, no puede solicitar la residencia o la conexión a los servicios públicos en relación con la propiedad misma y los actos emitidos en violación de esta prohibición son nulos para todos los efectos de la ley,
http://www.dinamopress.it/news/lart-5-del-pianocasa-di-renzi-e-lupi-e-il-diritto-adesistere#.WEQUPpCg2OA.facebookhttp://www.arivista.org/?nr=400&pag=77.htm

Consideramos este artículo, por sus consecuencias criminales, el nadir de la civilización del Derecho Mundial. De hecho, estas son una especie de ‘leyes raciales’, pero a nadie realmente le importa; hoy, como entonces, la criminalización de un segmento social no concierne a las masas de consumidores de los medios masivos. Recordamos que sin residencia, sin hogar, no solo no se le permite tener agua potable, luz y gas, sino ni siquiera un médico de cabecera o tarjeta electoral, no pueden inscribir a sus hijos a la escuela y de hecho se convierten en sub-ciudadanos. ¿Cuántos miles de italianos, europeos y no europeos se encuentran hoy en esta situación en la península? Y más, estas tristes historias preparan el camino para otras medidas escalofriantes, véase la pseudo ley contra la tortura y las últimas iniciativas de Minniti, un complejo de cosas que exacerba el conflicto social en lugar de apaciguarlo, hace posible el uso arbitrario de la violencia por parte de las Fuerzas Policiales, hace posible la aplicación del DASPO urbano (acrónimo de Prohibición de Acceso a Eventos Deportivos), que es una medida prevista por la legislación italiana para contrarrestar el fenómeno de la violencia en estadios de cualquier deporte, que ha sido aplicado recientemente por la policía, la cual no está exactamente en contra de los hooligans sino en contra de los opositores políticos, o simplemente contra un pobre diablo, junto con otras medidas de herencia fascista, impuestas por un supuesto “peligro social” de quienes luchan, democráticamente, por el derecho a la vivienda o contra el TAV. Y aún más, el alcalde de Venecia que fue arrestado, así como Galan, el entonces gobernador del Veneto por supuesta corrupción relacionada con el MOSE. Digo supuesta porque cierta prensa mercenaria colude con los intereses de los poderosos, promoviendo a todos ellos a excelencia, doctor, a gobernador… ¿y qué gobernadores tenemos en Italia? Yo pensé que eran los Presidentes del Consejo Regional, que no es poco, pero son como el Mariscal Graziani en Libia … Mientras tanto designan Ministros que mienten sobre sus calificaciones de estudio sin ninguna consecuencia. El Alcalde de Milán, Sala, fue suspendido en varias ocasiones a causa de unas series de investigaciones judiciales sobre la Expo, mientras en Roma, junto con los escándalos de la llamada Mafia Capital, emergen la corrupción y los perennes intereses voraces de la especulación (atendamos al conflicto del ex-asesor urbanístico del ayuntamiento de Roma Berdini frente a la concejal Raggi).

Cuando el curador Luca Bergamo nombra a un antropólogo, Giorgio de Finis (creador del experimento MAAM, museo okupado y habitado ilegalmente), para potenciar el destino del MACRO con un valiente experimento, se desata un alboroto, por temor a que el lumpen estético irrumpa en los barrios superiores de la capital, en ese caso el rico Parioli. Buenas noticias del Noroeste, cada día que pasa se vuelve más claro que el TAV nunca se hará, también porque es inútil. Hemos importado un modelo de desarrollo que comienza desde la cima, derriba a millones en los bolsillos de algunos y devasta mentalidades y territorios. Los fenómenos descritos anteriormente están relacionados con cosas que parecían, o mejor, han sido consideradas como una panacea para todos los males, impulsando el desarrollo, los recursos, las grandes oportunidades y han demostrado fallas catastróficas. Mientras tanto, nuestra sociedad asustada hace la guerra a los pobres en lugar de hacerla a la pobreza. ¿Qué ha pasado con la Libertad, Igualdad y Fraternidad? Se abre paso, en cambio, una polvorienta y ministerial estética, compuesta de discretos vuelos estatales para repatriar los cuerpos de los antiguos monarcas de Italia, compuesta de silencios absolutos sobre otros aviones que habían sido derribados, mostrando la rígida elegancia de políticos arrugados, que parecen faraones y nunca ministros de una república, que llaman al bien mal y bien al mal, hecha por la exuberancia de los gestos policiales, por las regurgitaciones fascistas, por los comités del decoro urbano contra los sin techo. Así que gobernar, ejercer el poder, significa gobernar los territorios pero también las personas, gobernar sus cuerpos. Vuelve a la mente el frontispicio de Leviatán de la portada de Hobbes. El estrecho vínculo que tradicionalmente existe entre la política y el territorio, con el advenimiento de la globalización de los mercados, ha sufrido y está experimentando una redefinición decisiva. ¿Qué geografía emerge de este proceso que se da en el Mediterráneo, qué pasa en Libia, qué pasa con los inmigrantes que ya no llegan a Italia, qué pasa con Franco Berardi-Bifo cuando lleva su audaz actuación Auschwitz on the beach a Kassel? Pues, ya sabemos cuanta hipocresía ha sido producida, sobre estos temas, a través de la prensa.

Por suerte el arte tal vez consigua decir algo a la sociedad.

Mauro Folci nos había mostrado ese repugnante gusto por la Ley y el Estado, criticando las primeras reformas de las Leyes sobre el Trabajo italianas, como fue en la obra Efecto Kanban, o en Kadavergehorsam obviamente censuradas en el Museo Laboratorio de la Universidad La Sapienza de Roma, en 2002.

Ese repugnante gusto por la Ley y el Estado, Luca Vitone lo ha representado bien con la lista de los miembros de la Loggia masónica llamada P2, con la lápida de mármol, como con las acuarelas hechas por desempolvamiento de habitaciones de ministerios e instituciones bancarias, recientemente expuestas en el PAC de Milán.

Igualmente, se ha mostrado muy bien en el trabajo Working Class del Colectivo Democracia, una estatua de mármol de Carrara que representa a un policía antidisturbios que se impone con la mano en el acto de sugerir silencio.

Ese desagradable sabor de la Ley y del Estado nos lo mostró también Laura Pinta Cazzaniga con sus estudios sobre el anti-monumento, expuestos en noviembre en el espacio autogestionado de Vallecas-Madrid ABM confecciones, donde el cuerpo libre de los intérpretes se burla de la rigidez y del monumentalismo dictatorial.

Ese desagradable sabor de la Ley y del Estado, en fin, nos lo ha indicado, en Arezzo y Tellaro, Nicoletta Braga con la palabra WORK (trabajo), concepto a leer en filigrana. Se ha mostrado también en el monumento conceptual de Santiago Sierra en Leipzig, en unas obras de Alain Urrutia (Mula sem Cabeça), de Karmelo Bermejo (126 tarjetas de embarque enmarcadas, en dos paneles, siguiendo la disposición de los asientos en el avión), de Nuria Guell (El sindrome de Sherwood 2), solo por citar a algunos, y en fin con el retrato de Donoso pintado con mierda, de Escuela Moderna.

Pero, aparte de algunos artículos esporádicos, somos conducidos como los náufragos de la famosa película de Hitchcock, pasivos, exhaustos, nos dejamos llevar hacia la muerte, mientras el nazi de turno en los remos, nos canta una nana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *