La Guerra, la polémica y el desalojo (crónica incompleta de una nueva guerra cultural)

Publicado en ¿Qué pasa aquí?, Delincuentes, Difusión

El proyecto La Guerra, espacios-tiempos del conflicto comenzó su andadura en La Invisible de Málaga el pasado 15 de octubre. El objetivo principal de este proyecto expandido (exhibiciones, talleres, seminarios, publicaciones, acción directa…) es reflexionar sobre la diversificación y la normalización de la guerra, no solo entendida como enfrentamiento bélico sino también como una forma de control y sometimiento más sutil que penetra todos los órdenes de vida y sociedades.

El estreno de La Guerra no ha podido ser más controvertido y esta controversia ha venido de la mano de uno de los símbolos que hoy en dia refuerzan el fascismo al alza en la sociedad española a cuento del conflicto catalán: un trapo rojigualda, presentado en esta ocasión como una horca.

Posiblemente a alguien le resulte excesivo que aquí se hable de fascismo al alza, pero no hace falta más que ver la cobertura que los medios han dando a este acontecimiento y mejor aún, leer los comentarios de los lectores, cuya mayoría solo parece ver aquí motivo de persecución de los autores, aplicación del código penal y exaltación del más aborregado sentimiento patriota de un estado gobernado por corruptos.

La noticia saltó en Diario Sur, e informativamente el trato es más que decente, pero merece la pena ver los comentarios. En la Opinión de Málaga ya señalan el camino a los juzgados en un artículo titulado ¿Arte o ultraje a la bandera?. Donde la cosa se desmadra es en OKDiario, no dejen de visitar el enlace y alucinen ustedes mismes como la mentira se elabora de acuerdo a su agenda política mezclando churras y merinas. Pero ya saben, no dejes que la realidad te estropee una buena noticia, dando como resultado su viralización por los defensores de la patria mas apuestos, como este de aquí abajo:

La cuestión es que todo este trasiego informativo y su correspondiente utilización por los falangitos malacitanos de Ciudadanos (los primeros en levantar la liebre a través de su representante Benito Ruiz @benitoruiz22 e intentar instrumentalizar politicamente la censura artística), se ha aprovechado para atacar el proyecto de La Invisible y reclamar su desalojo, y ya que siendo un inmueble de titularidad pública, según su lógica desquiciada, se tiene que abrir un concurso público para su gestión (!!!).

Ante esta situación La Invisible se moviliza y convoca una manifestación para el próximo sábado dia 28, bajo este manifiesto conjunto con la organización de la exposición:

La Casa Invisible – La Guerra. Espacios-Tiempos del conflicto

Ante la polémica surgida en los últimos días en torno a la exposición temporal La Guerra. Espacios-Tiempos del Conflicto, desde la Casa Invisible queremos expresar que nuestra vocación siempre ha sido la de abrir las puertas de este espacio a todas las iniciativas y propuestas artístico-culturales basadas en criterios de cooperación, producción colaborativa y cultura libre. Por otra parte, defendemos que el derecho a la libertad de expresión precisa sobre todo ser defendido cuando inquieta, confronta y cuestiona el poder.

En base a estas razones, la Casa Invisible va a seguir transitando con convicción por los múltiples caminos que generan grietas en las narrativas y discursos hegemónicos en torno al poder, la cultura y la producción artística. No es nuestra intención, asimismo, dar ningún paso atrás ante los ataques políticos malintencionados que, además de intentar silenciar las propuestas culturales alternativas y la generación de pensamiento crítico dentro la ciudad de Málaga, pretenden acallar cualquier voz no domesticada en el seno de la misma.

Por su parte, La Guerra. Espacios-tiempos del Conflicto, en tanto que colectivo responsable de la exposición que la Casa Invisible acoge estos días (hasta el 31 de octubre), quiere expresar que:

>> Asume colectivamente la responsabilidad en torno a la polémica obra que nos ha traído hasta aquí.

>> Declara que esta obra forma parte de un proyecto itinerante en proceso –será llevado a cabo en más países, tanto en Europa como en América– que tiene como objetivo denunciar la violencia inherente a los estados-nación por medio de una metáfora en torno a sus banderas. En este caso ha sido esta bandera, pero en los siguientes será otra.

>> Quiere incidir en que la exposición que se está llevando a cabo en La Casa Invisible va más allá de la controversia generada por la pieza que ha desatado el debate, pues con ella, como hemos dicho ya otras veces, queremos denunciar algunos de los problemas más graves del mundo actual, aquellos que en concreto se relacionan con la multiplicidad de manifestaciones que tiene la guerra, destacando entre ellos el patriarcado, los conflictos armados, el racismo, el cambio climático, los feminicidios, los estados de excepción, las fronteras, los controles de seguridad, la represión o la desigualdad social.

Expuesto esto, os invitamos a todas las personas que os habéis interesado por la exposición a que paséis por la Casa Invisible y la visitéis por vosotras mismas en su dimensión completa. Esperamos que con ello podáis encontrar aquí un espacio para la reflexión sobre un tema tan dramático como es la guerra.

La Casa Invisible
Colectivo La Guerra. Espacios-tiempos del Conflicto
comunicado
guerra
tiempos de conflicto

Y para cerrar esta crónica incompleta, ya que está por ver donde acaba todo esto, lo hacemos con humor, el que nos proporciona el tal Benito Ruiz de Ciudadanos, escandalizado por el poster de la convocatoria que está sobre estas palabras:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *