La manipulación mediática y la necesidad del terrorismo. La verdad sobre Comando 28

Publicado en ¿Qué pasa aquí?

Hace pocas fechas nos referíamos aquí mismo a la absurda situación que llevó al director de la Policía a considerar grupos armados anarquistas a dos claros ejemplos de parodia artística (teatral, performática…) que imitaban la escenografia del comunicado terrorista para denunciar situaciones relacionas con la nueva ley del aborto o la okupación, en un artículo titulado El Ministerio del Interior criminaliza la parodia, en el que lanzábamos la hipótesis de cuan benificioso es para el poder inventarse amenazas terroristas.

Ahora la nueva amenaza terrorista es un supuesto grupo armado antifascista llamado Comando 28, que en realidad no es otra cosa que una acción artística que ha devenido mediante la manipulación mediática en amenaza social

En esta web se cuenta la verdad sobre el Comando 28

¿Por qué al poder le interesa presentar la amenaza de un grupo terrorista, justo ahora que no hay amenaza terrorista real en España?

Quizás la respuesta la tenga el situacionista italiano Sanguinetti, que nos contaba ya en el lejano año de 1979 en un texto titulado “Sobre el terrorismo y el Estado”:

“La meta desde el 12 de diciembre de 1969 al 16 de marzo de 1978 y todavía hoy, sigue siendo la misma, es decir, hacer creer a toda la población, desde entonces intolerante o en lucha contra el Estado, que tiene al menos un enemigo en común con él, enemigo contra el que el Estado la protege, a condición de no ser cuestionado por nadie. La población que es generalmente hostil al terrorismo, y no sin razón, debe pues reconocer que, al menos en esto necesita al estado, en el que en consecuencia debe delegar los más amplios poderes, con el fin de que pueda afrontar con energía la ardua tarea que constituye la defensa común contra un enemigo oscuro, misterioso, pérfido, despiadado y, en una palabra, quimérico. Frente a un terrorismo presentado siempre como el mal absoluto, el mal en sí y para sí, todos los males, mucho más reales, pasan a segundo plano, y sobre todo deben ser olvidados: ya que la lucha contra el terrorismo coincide con el interés común, es ya el bien general, y el estado que la lleva generosamente es el bien en sí y para sí. Sin la maldad del diablo, la infinita bondad de Dios no podría aparecer y ser apreciada como se debe. ”

Asi que, queridas lectoras, saquen sus conclusiones y si lo creen adecuado firmen en apoyo a los imputados por un crimen ficticio.

4 respuestas a “La manipulación mediática y la necesidad del terrorismo. La verdad sobre Comando 28

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *