La buena vida

Publicado en Delincuentes

Amigos, este vigilante de la Tate Modern, tras advertirme de la prohibición de capturar fotos, se quedó completamente dormido en el interior de una de las instalaciones que él mismo vigilaba.

siesta.JPG

3 respuestas a “La buena vida

  1. Aitor, eso no vale. Eres un roba sueños y encima un “despide-vigilantes”, imaginate, como le vean sus jefes en tu weblog el pobre se quedará sin pan que darle a sus hijos….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *