La verdadera historia de los piratas de Somalia

Publicado en ¿Qué pasa aquí?

Olde_Skull_Bones.gif
¿Quién se iba a imaginar que a día de hoy todos los medios de todas las naciones occidentales iban a resucitar a los malvados del parche en el ojo? Todas las televisiones, periódicos y radios hablando de salvajes villanos africanos que atacan barcos inocentes. Todos nos sentimos ultrajados con el secuestro de los honrados pescadores vascos y nos alegramos de su liberación, nos emocionamos con el heroísmo desprendido del bizarro capitán norteamericano. Todos nos sentiremos aliviados cuando las potencias mundiales barran del mar a los rufianes.
Sin embargo, todo esto no es más que una mera pantomima. Una escandalosa historia de crueldad, mentiras, estupidez, avaricia, pobreza, descaro, corrupción, miseria, violencia, desesperación y vergüenza, se esconde detrás de todo. Pero el público, antes que esta otra historia, seguramente prefiera una de piratas. La otra, la verdadera historia, ha sido arrojada al mar dentro de una botella. Y nadie quiere abrirla.
Artículo de Xabibenputa en ANTITODO

4 respuestas a “La verdadera historia de los piratas de Somalia

  1. Bueno se sabe que los miembros de Skull & bones, ese especie de masoneria high class de la Universidad de Yale, son entusiastas de los oligopolios empresariales y partidarios de la hegemonía militar como medio para mantener la preeminencia económica, algo que leyendo el artículo de Xabibenputa vemos que está detrás del “auge” de la piratería en el cuerno de África.
    Aunque tengo que reconocer que la inclusión de esa calavera y no otra ha sido una simple elección estética, pero no me imaginaba que fuera a estar tan connotada.

  2. Muy buen artículo. Aunque las batallas de los soldaditos americanos es muy larga y enrevesada. No sé si hace falta tanta profusión. Y la letra del blog muy pequeñaja y difícil de leer por el fondo negro. Me lo he tenido que maquetar en mi ordenador).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *