Luchando por nosotros mismos

Publicado en ¿Qué pasa aquí?

luchando por nosotros mismos.jpg
El libro Fighting for ourselves: anarcho-syndicalism and the class struggle, publicado por la Solidarity Federation y Freedom Press, recupera parte de la historia perdida del movimiento de los trabajadores, con el fin de establecer una estrategia revolucionaria para las condiciones actuales. Expone lo que el anarco-sindicalismo fue en el siglo XX, y cómo es pertinente -de hecho, vital- para los trabajadores de hoy en día.


“La revolución comunista-libertaria es un proceso. Es un movimiento. Es probable que se desarrolle y florezca a partir de oleadas de huelgas que lleven a expropiaciones durante un período de años. No se trata de una “fase de transición”, es en lo que consiste la revolución. Uno no se despierta una mañana y se encuentra con que el comunismo libertario ha sido proclamado. Aprovechemonos de la sociedad del capital y del estado tanto como podamos, e impulsemos las relaciones sociales comunistas-libertarias tanto como sea posible. Nuestro objetivo es la abolición de los salarios y la distribución de bienes y servicios de acuerdo a las necesidades. Nuestro objetivo es la abolición de todos los poderes del Estado y la destrucción de todas las jerarquías sociales, ya sea por razones de género, color o cualquier otra cosa. A través de la acción directa en nuestras luchas cotidianas, la clase obrera forja los lazos de solidaridad y da forma al ethos que será la base de la futura sociedad comunista libertaria. Las bases se han sentado en las luchas anteriores. La idea de la revolución como un día glorioso que nace en el umbral de la Bastilla, adornado con el mito bolchevique de la toma del Palacio de Invierno, es algo de lo que nos tenemos que olvidar
Toda revolución mundial tendrá sus días dramáticos, pero la idea de la revolución como una transición instantánea pertenece a aquellos que desean tomar el poder en un solo estado. Es totalmente inadecuado para el derrocamiento de un modo completo de producción. El comunismo libertario no es algo que se establezca “después de la revolución”. El proceso revolucionario es el proceso de crear el comunismo libertario, un proceso que se prevé construir en ondas crecientes, en lugar de lograrse en un solo día glorioso. A medida que más y más puestos de trabajos sean incautados, según las fuerzas del Estado se vayan debilitando y los estados comiencen a desmoronarse, la propiedad privada se conviertirá en un simple recuerdo de una época pasada, como los diezmos y tributos. Los lugares de trabajo expropiados no se relacionan entre sí como las empresas comerciales aisladas en un mercado. Estos se federan juntos en una sola entidad, poniendo en común los recursos en función de las necesidades en la autogestión, acabando con el trabajo asalariado, de este modo la clase obrera cubrirá sus necesidades vitales según sus propios esfuerzos, sin la mediación del mercado .
El sindicato revolucionario es vital para desempeñar tanto el papel de preparación de estas luchas decisivas como para generalizar el movimiento comunista libertario dentro de ellas para conducirlas hacia la huelga general insurreccional. Sí, la tarea es grande. Pero, por supuesto, sólo queremos el mundo”.
El libro online (en ingles) aquí: http://www.selfed.org.uk/read/ffo

2 respuestas a “Luchando por nosotros mismos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *