Matar al padre

Publicado en ¿Qué pasa aquí?

[…] Si he programado a Dalí lo he hecho convencido. Había otra institución interesada y no lo he dejado pasar. Hace años no me parecía nada simpático por su atracción a los dictadores, al franquismo, pero con el tiempo he ido viendo que era una atracción por la figura paternal, un deseo de matar a los muchos padres: al biológico, a Picasso… Pero volviendo a mi editorial… Para mí es fundamental la autocrítica, la autorreflexividad, saber dónde estás, situarte un poco fuera para poder interpelar e interpelarte. Manuel Borja-Villel. Entrevista en El País semanal

Relacionado: Dalí: todas las sugestiones financieras y todas las posibilidades económicas
Gracias a Laura por la pista del vídeoclip.

8 respuestas a “Matar al padre

  1. Resulta triste constatar cómo este gestor se ve obligado a excusar sus decisiones de programación (o mejor dicho, su subordinación ante aquellos responsables políticos y económicos que dictan los parámetros de su trabajo) usando la terminología pseudocientífica de una disciplina tan obsoleta como es el psicoanálisis.
    Justificar en esos términos las activas veleidades totalitarias de Dali, su afección al régimen franquista y su nefasta influencia en el sistema artístico español denota o bien la autoindulgencia propia del necio o el cinismo vergonzoso de un ex-trotskista confeso convertido ahora al neoliberalismo colonialista más agresivo.
    Si tanto le interesan a Manuel Borja los hipotéticos intentos ajenos de “matar al padre” tal vez debería predicar con el ejemplo y dedicar sus esfuerzos a “matar” a Antonio Tapies, su padre putativo, empleador primigenio y venerado santón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *