No Church In The Wild. Romain Gavras

Publicado en Pill Golding

12 respuestas a “No Church In The Wild. Romain Gavras

  1. Efectivamente. En estas cosas de Gavras, aparte de lo que comentas, hay que ver un proceso de estetización de la subversión que separa el acto de la resistencia de las razones que la incentivaron. Parece que el acto de resistir, heróico y épico, es algo que se debe perseguir de la misma forma que otros persiguen las tendencias de las revistas de moda. Quizá, por este motivo, no sea lo más adecuado desde el punto de vista político.
    Hay que añadir que una producción de este calibre para la industria cultural sólo es posible cuando la subversión empieza a ser rentable. Aquí se hace patente la inserción en el mercado en general y en la industria cultural en particular del movimiento social mediante su capitalización simbólica.
    Esto se apuntaba ya en el comentario nº1, donde se da cuenta del afán mercantilista (comerciando, nada más y nada menos, con la estética occupy) de los autores de la canción. En mi opinión, más revolución y menos vídeoclips sobre la revolución.

  2. joder Aitor cuanto sabes y como te gusta lucirte, aprovechas la mínima para levantar el puño, creo que tu mismo deberías aplicarte tus palabras y dejar los “videoclips y hacer más revolución” que lo tuyo es de boquilla delante del ordenador, de vez en cuando te vas a alguna maní y entre tanto comida rápida. ALIENAO

  3. ¿Y tú, cariño, cómo sabes tanto de mi vida personal? No es la primera vez que me encuentro con un mierda como tú, cargado de mala hostia, que pasa de la conversación para hablar de la persona.
    ¿No quieres que nos veamos y lo discutimos, eh? Venga, anímate y da la cara.

  4. Para mi lo que el multimillonario Jay-Z pueda decir sobre conflictivad social o lucha de clases tiene el mismo valor que si abre la boca Amancio Ortega o Lady Gaga. Estan en el mismo barco.
    Respecto al video, estoy con Aitor. Me transmite cierta espectacularización de la lucha, muy del estilo Hollywoodiense. Ahora, tambien te digo una cosa, si videos como este sirven para que los chavales pierdan el miedo al conflicto y se aficionen a los cocteles molotov bienvenido sea.

  5. Bueno, en parte estoy deacuerdo con lo que comentais, Aitor y Romano, los medios y las coorporaciones en parte se están apropiando de la revolución.
    Sin duda es así ¿pero cuantas y cuantas veces en la historia esos pensadores esos músicos esos escritores esos directores que no pertenecen al pueblo a la clase obrera apoyaron con conceptos y con estética?
    Jay Z desde su mansion en quien sabe donde sin duda no siente en sus carnes todo esto, Romain Gavras es otro asunto… pues este hombre desde sus comienzos estuvo con la parte más dura de la calle, formando parte de Mafia K1, un de esos sitios de donde vendra el cambio real.
    El caso y para no entrar en defensas de gente que realmente no conozco, es que Marx fue un burges, Gandhi también y un largo etc… no nos quedemos tanto con el asunto personal que realmente desconocemos y quedemonos con el mensaje, con la estética aportada, que esa deja siempre su semilla, su simiente.
    Eso si, lo de las mujeres no tiene perdón, o sera feminista o no sera.

  6. No he hablado en ningún caso de la persona, de Gavras: ni sé quién es ni cómo vive, sino de su trabajo. No sé de dónde has sacado eso.
    Romano sí, contra Jay-z, aunque parece que sí estamos de acuerdo con ese “ad hominem”.

  7. este video es de vergüenza, está en la misma línea que los anuncios de teléfonos que utilizan a las indignadas asambleas o el último de la bebida negra para que nos olvidemos de la crisis viendo fútbol.
    Gavras es un joven griego afrancesado que podría pegarse un tiro en la plaza sintagma, tomándose las cosas más en serio. Es mucho más real las luchas de los mineros de las cuales aquí nada se dice

  8. La idealización de la violencia es siempre un instrumento de los carniceros, actúa a favor de la opresión existente o de la que se instaurará si vencen los idealizadores de la violencia, sedicente y falsamente revolucionarios. La “belleza” de los combates es la de la sangre y las tripas derramadas, la de los aullidos de dolor o la muerte fulminante. Los carteles de obreros colosales, puño en alto y fusil, convocaban a la lucha sobre cuya fosa planetaria se mantuvo el fascismo ibérico y argentino, se consolidó el imperialismo y se asentaron las tiranías -mal llamadas “comunistas”- impuestas y controladas por Stalin, y luego por sus sucesores más o menos o nada críticos con él.
    Todo revolucionario, sea artista o remolachero, debe reflexionar documentadamente sobre la Historia y sobre el papel de “comadrona” de la misma que Marx atribuye a la violencia; porque si es innegable que los hijos de Caín la usan como negocio en pos de los demás negocios y del poder, no es menos cierto que el advenimiento de la Humanidad comunista que Marx y Bakunin (y tantos precursores y epígonos de ambos) preconizaban no ha llegado ni con las guerras ni sin ellas: han proliferado emocionantes experimentos en pequeños territorios y por tiempos fugaces…La mayoría de esos experimentos se han extinguido precisamente por la violencia directa o indirecta. O -lo que es el colmo- por una “reseducción” del capitalismo. Si en un futuro cercano se lograra alguna revolución digna de tal nombre tiendo a pensar que se hará mediante la resistencia y no -o muy escasamente- mediante la violencia activa de las gentes revolucionarias.
    En el vídeo “No Church(…)” hay muchas elocuencias estético-ideológicas; pero la fatalmente premonitoria es esa en que el joven luchador descabalga al policía para montarse él y volver, galope triunfante, a lo que ha sido el centro de la batalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *