Preguntas y respuestas.

Publicado en Pill Golding

preguntas_y_respuestas.jpg

En seguimiento a las próximas Jornadas Contra Franco, se ha publicado este artículo.

Para la preparación del mismo, la plataforma Artistas Antifascistas respondió a algunas cuestiones:

 

-Se puede ser artista y actuar con libertad en la España actual?

Tal y como nosotros lo vemos, la pregunta más adecuada sería si se puede ser cualquier cosa y actuar con libertad en España.

Las respuestas no son muy alentadoras: a nuestro alrededor vemos como las ya de por si exiguas libertades y derechos se van recortando de forma progresiva, mientras que la maquinaria del status quo despliega todas sus herramientas para lograr que la cuidadanía acepte resignada un estado represor, policial y continuísta. 

A la vista de cualquiera están la persecución a la PAH y los escraches, la criminalización mediática y legislativa del disenso en cualquiera de sus formas y por supuesto los recortes a la libertad de expresión, que no solo padecemos los artistas. 
Por poner un ejemplo, recientemente hemos sido testigos del encarcelamiento de dos fotoperiodistas por apenas ejercer su profesión, o la detención de catorce ciudadanos que defendían pacíficamente el derecho a una sanidad pública. 

Desde las instancias que secuestran el poder emana la clara voluntad de que los conflictos sociales en los que nos encontramos inmersos, y sobre todo, su propia responsabilidad directa en los mismos, permanezcan invisibles. Cuando esto resulta imposible, no escatiman recursos para moldear la narración de estos conflictos mediante distracciones, falsedades y manipulaciones burdas.

En lo artístico, se impone un ambiente generalizado de temor en el que la autocensura funciona como elemento regulador y la docilidad se convierte en moneda de cambio

 

-Cómo surge esta exposición, fue a raíz de la polémica por la obra de Merino?

Si.

La exposición surge por la necesidad de unos artistas de posicionarnos con voz propia ante lo que considerábamos un absurdo, esto es, que la fundación que defiende el legado de un sangriento dictador, cuyo ilícito ejercicio del poder se caracterizó por la absoluta falta de libertades, pueda influir hoy en día en lo que puedan hacer o dejar de hacer los artistas.

 
No obstante nuestro objetivo va más allá de expresar nuestra solidaridad con Merino, se trata en definitiva de defender un derecho básico como es la libertad de expresión.
También de tomar una postura política clara y sin ambages: el antifascismo.
De ahí que como eje central de esta jornadas hayamos optado por el escarnio abierto, público y militante de la triste figura del dictador Francisco Franco. 

 

-A la hora de seleccionar a los artistas, qué criterios se han elegido?

-Un criterio de afinidad política: Todos los participantes expresan su rechazo tanto hacia el fascismo histórico como hacia su camaleónica versión actual que, bajo las premisas del liberalismo radical, estructura y hace inoperativa a la democracia española.

 

-En la presentación decís que las obras que han tenido como temática al dictador no han tenido mucha visibilidad, no está preparada la sociedad, hay poderes que no están preparados todavía?

Hay que matizar esta cuestión.

Si bien es cierto que algunos de los artistas presentes han tenido visibilidad con sus obras sobre el franquismo, también hay que decir que por lo general se ha generado poco pensamiento verdaderamente crítico y de calado que analize el pasado franquista de nuestro país. Dentro de las artes plásticas, hasta ahora no se había producido ningún proyecto colectivo de crítica frontal y burla al dictador y sus herederos ideológicos.
Para el grueso de la sociedad, al igual que para la mayor parte de los artistas, Franco está muerto: el problema surge cuando para algunos sigue estando vivo.  

Está claro que el franquismo sociológico jamás ha cedido su control sobre las distintas esferas de poder del estado español. Este dominio tan prolongado en el tiempo los ha llevado a un punto tal de complacencia que ya no resulta extraño oir incluso a la derecha más “moderada” reclamar la herencia franquista como consustancial a su sistema de creencias o incluso como enfermizo motivo de orgullo.
Es llamativo que el exalcalde de Madrid, Álvarez del Manzano, apoyara las pretensiones de la Fundación Franco de censurar la obra de Merino expuesta en ARCO y que esta censura se ampliara a la no participación de Merino en la siguiente edición de la feria por presiones directas de su director Carlos Urroz.

Y ¿a quien podrían sorprender estas actitudes? A fin de cuentas, el diseño de nuestra actual monarquía constitucional fue dictado por los líderes económicos y políticos del franquismo, e impuesto a la población en las bases de la intimidación y el engaño.

Así que la cuestión no es si estos poderes están preparados para condenar el régimen franquista, sino que mientras les permitamos ser poder, no dejarán de defender a ultranza el “honor” de un golpista asesino mediante organizaciones como la FNFF

 

-¿Qué ocurre en otros países como Alemania, Rusia, etc….

-Ni idea, pero está claro que no puede compararse la labor de crítica histórica que se ha hecho en Alemania con respecto a su pasado nazi con la situación en España, donde Franco nos es presentado como adalid de la lucha contra la tiranía del comunismo internacional, como una amable figura paterna que posibilitó la llegada de la democracia tras su muerte, tal y como defiende la FAES en su peculiar re-escritura de la Historia.

 

-El arte crítico que tiene al fascismo, al franquismo como hilo argumental podemos llamarlo también memoria histórica?

-Somos escépticos con el uso mediático que ha recibido el propio término de memoria histórica, que a nuestro entender ha sido esgrimido como táctica sistémica desde la que no afrontar la verdadera cuestión de fondo: La voluntad colectiva de que se haga justicia más allá del campo de lo simbólico.

La ley de memoria histórica promovida por el anterior gobierno socialista partía de una narración de nuestro pasado reciente descafeinada y enormemente prisionera de aquellas amnistías y pactos de silencio que ellos mismos validaron durante la Transición.
Es lógico por tanto que las medidas propuestas no cumpliesen mas que una función cosmética, al no poner en contexto, entre otros factores, cómo los represaliados por el franquismo lucharon y murieron por una revolución social que poco tiene que ver con esta democracia que no lo es.

Creemos que determinados artistas buscan profundizar en estas cuestiones más allá de la superficialidad inherente a la memoria histórica tal y como se nos ha vendido.

 

-Respecto al juicio, Eugenio Merino va a sentirse apoyado en el juzgado, habéis pensado algo para ese día?
-No

4 respuestas a “Preguntas y respuestas.

  1. Esta iniciativa recoge una gran incógnita y, afortunadamente, no la responde, con lo cual nos permite a los demás conversar sobre el tema.
    La pregunta es:
    ¿Porque es el arte español mayoritariamente de extrema derecha?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *