Rebelión en las aulas

Publicado en Memoria Histórica, Pill Golding

librorojodelcole

Resumen crítico del libro EL LIBRO ROJO DEL COLE (1) en su 45 aniversario.

INTRODUCCIÓN

Poco después de la película del mismo título y de un cuarto de siglo de “Rebelión en la Granja”, llegó “El Libro Rojo del Cole”, escrito en danés en 1970 al calor de Mayo ’68 y del popular “El libro rojo de Mao”. Se conoció rápidamente por medio mundo; en Catalunya se editó en 1978 traducido y sin pie de imprenta y al año siguiente en Madrid, que aunque se publicó ya legalmente, fue denunciado por la Federación de Padres de Familia y prohibido por el Ministerio de Cultura; sin ningún resultado, pues a pesar de los secuestros, multas y prohibiciones de ambas ediciones, se distribuyeron rápidamente sus 10.000 ej. de forma medio clandestina(2), casi de mano en mano, por el resto del país.

El sistema vio tan amenazante que se difundieran estas ideas, que intentó contraponerlas publicando al año siguiente una editorial católica “El otro libro no-rojo de los escolares” (3). Fue, y lo sigue siendo (4), un libro profundamente subversivo, tanto por ir destinado a los escolares de 10 a 16 años como por poner en cuestión el poder de los mayores (“los adultos son tigres de papel”).

El libro se puede entender como una crítica al funcionamiento de la sociedad en general. Pone en cuestión la autoridad de los profesores pero también la de los padres. Hay una actitud permanente de pedirles cuentas al profesor y al colegio. Pero por encima de ello prima el respeto a los derechos de los alumnos, buscando siempre el dialogo y la conciliación con los profesores antes que ir contra ellos, pues en el fondo los considera como víctimas inevitables del sistema a las que hay que liberar, de forma similar a como la lucha feminista libera hoy día tanto a hombres como mujeres.

“Procurad saber más”, se dice en el libro, deseando un mayor interés del profesor por el alumno, al proponerle comentarios y apreciaciones por escrito de sus trabajos, en lugar de las notas (5), por ejemplo. Ni siquiera los propios alumnos caen en la cuenta de lo vital que es para ellos organizarse y funcionar de manera autónoma, confiando entre ellos mismos para lograr el bienestar y el respeto a sus derechos.

Este libro es igual de recomendable para los alumnos que para los padres, profesores y profesionales de la educación en Colegios e Institutos. Y ahora hay más posibilidades de poner en práctica sus ideas que cuando se publicó aquí el libro, hace 36 años.

Presentamos aquí un resumen detallado del texto original del libro, con comentarios en cursiva y Anexo Final del profesor Daniel Romero (6), con ilustraciones de Romeu de la ed. original. No se han incluido los dos últimos capítulos sobre sexo y drogas por estar ampliamente superados hoy día la información y consideraciones que ofrece. El libro está publicado poco antes de la contrarrevolución del SIDA y se respeta el lenguaje de la época, (sin diferencias de genero, etc…)

(1) http://www.omegalfa.es/downloadfile.php?file=libros/el.libro.rojo.del.cole.pdf
(2) http://www.rtve.es/alacarta/videos/te-acuerdas/acuerdas-libro-rojo-del-cole/1011214/
(3) http://antiques.gift/el-otro-libro-no-rojo-de-los-escolares_3533597.html
(4) http://www.eldiario.es/Kafka/Libro-rojo-cole_0_74542607.html
(5) http://www.eldiario.es/sociedad/fin-notas-clase_0_358714359.html
(6) profesor interino de Secundaria en la enseñanza pública, miembro del Sindicato de Enseñanza de la CGT y del GAC, Grupo de Aprendizaje Colectivo. https://colectivoeducadores.wordpress.com/

librorojocole 2

1 LA ENSEÑANZA

LAS CLASES

El plan de trabajo del Ministerio de Educación fue inventado en la Edad Media, que se mantiene porque a los profesores les resulta más fácil seguirlo. Hay otras formas de dar las clases, como reservar un día entero para trabajar determinada materia o trabajar en pequeños grupos, ya sea para o contra algo. Así podéis discutir los temas entre los alumnos.

Hay alumnos que aprenden a leer y a escribir en la mitad del tiempo y otros que necesitan más apoyo porque tardan el doble.

Muchos padres creen firmemente que el único tipo de enseñanza que es válido y eficaz es el que ellos tuvieron que aguantar. Si tenéis la suerte de encontrar un profesor que quiera hacer algo nuevo, procurad ser lo suficientemente astutos para pensar en las dificultades, en los problemas que encontrará. Necesita vuestra ayuda. No deberíais alborotar con un profe antes de aseguraros de que es irremediablemente pesado y que no existe la menor posibilidad de hacerlo cambiar.

LOS DEBERES

Para quitarse de encima las responsabilidades y hacerte sentir que es culpa tuya si no aprendes lo suficiente en la escuela, los profesores te ponen deberes para hacer en casa. Protesta si en 5.°ó 6.° de EGB. tienes deberes que te ocupan más de media hora diaria o si en 7.° u 8.° te hace falta más de una hora para hacerlos. En algunos países, como en Francia, Suecia, etc. los deberes de casa han sido suprimidos completamente.

Para los profesores, ser inteligente es hacer bien los deberes que ellos os dan. Pero en la vida hay muchos otros deberes y, sobre todo, deberes mucho más importantes a cumplir que los de la escuela.

Si te dan deberes no es para que tus padres te ayuden a hacerlos. Si hay algo que no sepas hacer no lo hagas. Y al día siguiente no vaciles y di a tu profesor por qué no has podido hacer el deber. Y no debería castigarte por ello sin antes haber hablado con tus padres.

No olvidéis que existen los LIBROS DEL MAESTRO que podéis comprar en las librerías. donde encontraréis todos los dictados sin faltas de ortografía, están traducidas todas las traducciones que os ponen y están resueltos los problemas de matemáticas; son libros son caros y tendréis que reuniros varios para comprarlos.

Organiza «fiestas de corrección», o sea, reuniones en las que la gente se pone a copiar los deberes del «libro del maestro», antes de empezar a divertirse. Sed previsores y ved más allá de la próxima clase. Una reunión de este tipo debe ser suficiente para hacer al menos todos los deberes de una semana.

librorojocole3

2 LOS PROFES

ENSEÑANTES

La mayoría de los profesores han sido educados y formados en una época en la que el mundo era muy diferente de lo que es hoy; saben montañas de cosas de las que no tendréis nunca la menor necesidad, e ignoran gran cantidad de cosas de las que sí tenéis necesidad y deberíais aprender.

No es raro que profesores enseñen otra materia que aquella en la que son licenciados, aunque les disguste: licenciados de filosofía enseñan francés o latín y licenciados de lengua enseñan historia o economía.

En la mayoría de los centros escolares, dirección y profesorado, se esfuerzan por colaborar, aunque cada día hay más conflictos entre ellos. Los profesores, unos se detestan y otros se entienden bien; forman grupos o bandos, pero no quieren que los alumnos lo sepan. Muchos profesores tienen miedo de sus colegas y se protegen refugiándose en las tradiciones y en hacer lo mismo que los demás. Uno solo teme no tener suficiente competencia ni autoridad para defender una idea nueva.

Se ven forzados a someterse a un considerable número de reglas que muchas veces no tienen deseo alguno de respetar, pues un profesor tiene prohibido emborrachase en público, tener un lenguaje obsceno, no creer en la religión o acostarse con uno o una de sus alumnos.

Pedid a vuestros profesores que os expliquen el reglamento o los reglamentos vigentes en la escuela, que él conoce y que os afectan.

TU Y LOS PROFES

Defended al profesor que os deja mucha libertad y no esconde nunca una verdad, que seguro que tiene muchas desavenencias con profesores más viejos y caducos. Los malos profes y los profes autoritarios son casi siempre personas que en el fondo tienen miedo de los alumnos, y buscan imponerse mostrándose muy severos o muy distantes. No están seguros de tener razón y necesitan apoyarse constantemente en su autoridad.

Si no tienen nunca confianza en los demás es debido esencialmente, a que tampoco tienen confianza en sí mismos. No creas que es difícil influir en un profesor; si tiene miedo, es posible influir sobre él mostrándole confianza.

Si el profesor os tutea, haced vosotros lo mismo. Si él no lo hace empezad a pesar de todo, a tutearlo; ello facilitará vuestras relaciones con él. Si estáis hartos de contemplar la nuca y la espalda de vuestros compañeros, cambiad la disposición de las mesas.

SITUACIONES CONFLICTIVAS

Resolver un conflicto enseña siempre muchas cosas a ambas partes enfrentadas. Los conflictos sólo se convierten en peligrosos cuando no se llega a resolverlos. Es mejor hacer aparecer conflictos que todo el mundo sabe se incuban desde hace tiempo, que no crearlos; es mejor meterse en conflictos ya existentes que suscitar otros nuevos. Se puede cambiar a fondo, pero no intentar cambiarlo todo a la vez y de golpe. Cambiad las cosas una tras otra.

Aseguraros de que muchos otros alumnos y bastantes profesores están de acuerdo con el motivo de vuestra huelga. Es importante también que, anteriormente, hayáis utilizado medios de acción más pacíficos para obtener lo que queréis. Una huelga trae como resultado que se tendrá más en cuenta quiénes sois y qué queréis, incluso aunque haya resultado un fracaso.

Cosas que si no lo permiten, se pueden conseguir: Entrar directamente en clase sin poneros en fila. Quedaros en clase durante el recreo. Si no hay cafetería en el colegio, organizar entre 2-3 compañeros una pequeña cantina que venda frutas, caramelos, revistas… en el interior del instituto. Los pasillos pueden servir para muchas cosas: hacer exposiciones en ellos, arreglando sus rincones con almohadas, sillones, una mesita, etc. Pedir que los lavabos se mantengan en condiciones dignas. Caso de que se nieguen proponed utilizar el de los profesores.

COMO QUEJARSE DE UN PROFE

Es muy grave para un profesor que sus alumnos formulen una reclamación contra él. Si sois varios, ya será más fácil que os crean. No olvidéis nunca señalar bien todos los datos y la materia enseñada. Conservad siempre copia de todos los documentos. No debéis formular una denuncia si no estáis en condiciones de probar lo que decís.

Antes de presentar una denuncia probad siempre a hablar con vuestro profesor y a arreglar el asunto directamente con él. Siempre es preferible no formular denuncia cuando es posible un acuerdo amistoso.

Un profesor no tiene ningún derecho a golpearte, ni a tirarte de los pelos o pellizcarte, o ponerte de rodillas, los brazos en cruz, etc. Sólo tiene derecho a usar la fuerza física para impedirte abusar de la tuya. Si quieres formular denuncia contra un profesor que te pega, es inútil intentar primero discutir con él; dirígete a las tutorías de los Institutos o al departamento de orientación y si funciona pues directamente a la dirección del colegio.

REGLAMENTOS Y SANCIONES

Las leyes y los reglamentos se gastan, muchas veces, mucho más pronto que los coches, que se revisan obligatoriamente una vez al año. Si uno de vuestros profes hace algo que no está autorizado por el reglamento, decídselo y mostradle los textos que muestran su error.

No se castiga a nadie para hacerle aprender algo. Es el peor de los métodos pedagógicos, ya se trate de animales, niños o adultos. Ningún profesor tiene derecho a quedarse algo que te pertenece, y menos si dijo que te lo devolvería al finalizar la clase.

librorojocole4

3 LOS ESTUDIANTES

ENTRE LOS DEMAS

Hay que entender y aceptar la enorme variedad y formas de ser de los colegas del colegio. Entender que tu mismo estás influenciado por los profesores, compañeros, por la publicidad, la TV y los cómics. Ten en cuenta que tus costumbres, tu conducta y tus juicios evolucionan casi tan rápidamente como tú te desarrollas.

El líder sólo es tal mientras sigáis obedeciendo sus órdenes. Si no estáis contentos con el líder buscaros otro. Si creéis que la decisión de la mayoría es errónea, tratar una y otra vez de convencer a los demás, pero no rompáis jamás la unidad del grupo.

Debes saber que los padres esconden tantas cosas a sus hijos como secretos tienes tú con ellos.

EL MITO DE LA INTELIGENCIA

Cuando las diferencias entre los alumnos llegan a ser desigualdades, a los alumnos que no aprenden rápido en clase se les enseña menos cosas y la escuela y los profesores se van desentendiendo de ellos. Sin embargo un alumno que aprende despacio puede saber las cosas igual de bien que uno que aprende deprisa. Aún así hay que diferenciar y respetar a los que se retrasan.

Cuando alguien se da cuenta de que se desenvuelve mejor en el mundo real que en el mundo de la escuela, poco a poco pierde las ganas de ir al colegio y esto es completamente normal.

Antes con el PSOE, planteaban que más tarde o más temprano volviesen al sistema educativo y proponía una educación compensatoria extra. Pero ahora con la LOMCE, el que se quede fuera del ritmo marcado, ajo y agua; diversificación y grupos separados del resto, donde va a parar el alumnado que le cuesta seguir el ritmo de sus compañeros y donde reciben apoyos educativos. Muchos docentes, para quitárselos de encima, les mandan a estos grupos donde sufren el estigma de ser los tontos, aunque en realidad lo que predominan son alumnos que pasan de todo, y que al estar en estos grupos su desmotivación es mayor. La realidad es que el sistema educativo expulsa a parte del alumnado, que se ve muchas veces, más atraído por el mundo real que le rodea que por el mundo de la escuela, pues se han construido como mundos paralelos cuando debería ser el mismo.

EL TIEMPO LIBRE

Podéis obtener autorización para utilizar las aulas y otros locales escolares, si es para desarrollar allí actividades que sirven los intereses de la escuela y los alumnos. Formad un grupo, con carácter de club o de asociación, no solo deportivo, compuesto ya sea de alumnos pertenecientes a todos los cursos o bien de alumnos de vuestro curso. Es con vosotros mismos con quien debéis contar para exigir el respeto de vuestros derechos, no solo sobre el papel sino contando los mecanismos para poder garantizarlos, que siguen sin existir.

Hoy en día el alumnado puede vestir como desea, llevar el pelo que le da la gana y sin embargo, se han planteado en los últimos años una serie de problemas no tanto con la vestimenta sino como se utiliza esta, lo que ha dado lugar a la imposición en el sistema público del uniforme, rasgo distintivo de la privada. Algunas familias ven en el uniforme un beneficio porque elimina las diferencias sociales y otras la ven como un problema, pues elimina la personalidad del alumno, el problema no está como dicen muchas familias o docentes, en la ropa, sino en cambiar la mentalidad y tratar de hacer ver a la gente que el problema es el consumismo y el prestigio que se le da a la ropa como elemento supuestamente de creación de la personalidad. De esta manera, con respecto al libro rojo, las cosas han cambiado bastante.

librorojocole5

4 EL SISTEMA ESCOLAR

LAS NOTAS

Las notas son casi siempre un engaño. Con las notas se engaña a todo el mundo, incluso a ti mismo. No te dirán nada sobre tu propia capacidad. Emplean las notas para amenazar y atemorizar a los alumnos. Sirven para recompensar o para castigar. Las notas son el bastón o la zanahoria. Son una especie de soborno para obligaros a hacer cosas que no queréis.

En algunas escuelas las notas se convierten en un fin en sí, exactamente igual que el dinero para muchas personas. A los alumnos que obtienen mejores notas (o más dinero) se les considera como los mejores, independientemente de cómo y por qué las han conseguido, y de cómo son realmente como personas.

Se establecen criterios de calificación que apuestan no solo por la parte conceptual sino también por los procedimientos, es decir, no toda la nota final se obtiene de realizar un examen sino también del trabajo en el aula y fuera de ella, y la evolución de la actitud y el esfuerzo para conseguir los objetivos de la materia; esto no significa que no se evalúe la materia con nota pero sí que se acerca más a la realidad, aunque a veces hay alumnos que las reclaman para competir con los demás.

LOS EXÁMENES Y EJERCICIOS

Los exámenes y los ejercicios sirven para daros miedo, al igual que las notas, con el fin de que trabajéis más. Los profesores no enseñan una materia, sino simplemente para aprobar los exámenes y, salvo en algunos casos, los alumnos no aprenden gran cosa.

Los trabajos escolares son pesados para que los alumnos acepten rápido el trabajo obligatorio cuando sean adultos. Se aprende a ser irresponsable y a depender de otros. aunque saques las mejores notas.

La LOMCE apuesta claramente por el examen y las notas obtenidas de trabajos y ejercicios dentro y fuera del aula, al igual que el resto de las leyes educativas, solo que ahora, se dice sin tapujos. No obstante, muchos docentes apuestan por trabajos para evitar los exámenes, luego tendrán que defenderlo frente a la inspección educativa, o al menos, partes de la materia se compaginan entre examen y trabajo. Sigue por tanto siendo una cadena de montaje, con su jerarquía, su disciplina y su dependencia que genera sumisión, irresponsabilidad y resignación, especialmente en los colegios de la iglesia, que son la gran parte de los concertados.

LA PARTICIPACIÓN

Los de arriba querrán que participéis en el mejor de los casos en cuestiones sin importancia y en el peor, que os pregunten en qué carrillo preferimos que nos den la bofetada. Pero los programas, los horarios, el reglamento del centro, los tutores, la dirección, la disciplina, etc., todo viene desde arriba. En eso no quieren que participéis.

Están empeñados en que haya delegados de alumnos, pero no participéis si es a costa de perder horas discutiendo tonterías, explicarle vuestra opinión y luego los profesores seguirán haciendo lo que les parezca. Nadie debe dudar en dejar los cargos para los que fueron elegidos si sus compañeros se lo piden. Ni siquiera los propios alumnos caen en la cuenta de lo vital que es para ellos organizarse y funcionar de manera autónoma.

Un argumento del que siempre echan mano para negaros la participación real es: «Os falta madurez», «No sois aún capaces de comprender los problemas en toda su complejidad», etc. Este mismo argumento se emplea con los negros, los indios, las mujeres, y en general con todos a los que se pretende explotar y someter. Por eso vosotros no debéis emplearlo nunca con los que son más pequeños o están más atrasados (quizá simplemente porque les falta información).

La democracia se convierte en dictadura si no se apoya en tres principios: el convencimiento; el voto y el respeto a los que votan en minoría. Y sus tres pilares básicos son la información, la discusión y el poder llevar a la práctica lo que se ha decidido.

Hay que ser muy intransigente y muy dogmático para pensar que todos los que no están de acuerdo con la mayoría son fascistas. Lo más probable es que tengan miedo o que no vean las cosas de la misma manera. Todos, o prácticamente todos los alumnos tienen intereses contrarios a los del Ministerio y, en diversa medida, a las autoridades académicas.

Hay centros educativos que intentan en todo el Estado crear instrumentos y formas de organización más participativas, dándose más en los colegios que los institutos o la universidad, y la dinámica de la LOMCE es acabar con ella, con la poca que existía; de esta manera el claustro y el consejo escolar ha dejado de tener capacidad decisoria, la cual ahora está en el equipo directivo que es quién además elige a su personal docente (muchos de los cuales son interinos o temporales, lo que agrava el tema). La escuela se ha mercantilizado, funciona como una empresa privada, unos pocos toman todas las decisiones y el resto a acatarlas. Ya no es una cuestión de minorías o mayorías, ahora la cuestión es que no hay democracia ni siquiera representativa y pasiva, es decir, liberal.

librorojocole6

______________________

ANEXO FINAL.

PLANES EDUCATIVOS

Estatuto de Centros Educativos (1980) significó el comienzo del debate de cómo concretar la organización de los centros en una sociedad emocrática recién estrenada. No llegó a concretarse en la práctica porque seguidamente llegó PSOE (1982).

LODE (Ley Orgánica reguladora del Derecho a la Educación, 1985. PSOE) se presentaba como una ley progresista en cuanto que contemplaba y regulaba por primera vez la participación de la comunidad educativa (profesorado, familias, alumnado, municipio) en la toma de decisiones a través de los Consejos Escolares (avance insuficiente). A la vez es la ley que da vida a los conciertos educativos con la privada (retroceso).

LOGSE (Ley Orgánica General del Sistema Educativo. 1990. PSOE) desarrolla la anterior en los aspectos organizativos del centro, el currículo y incorpora la extensión de la educación obligatoria hasta los 16 años, introduce cosas nuevas: la atención a la diversidad, la educación compensatoria, los programas de apoyo, aportaciones metodológicas. Lo negativo es que no toca el currículo academicista dominante hasta hoy, no forma al profesorado para esa nueva reforma, no avanza en la cuestión de la participación.

LOPEGCE (Ley Orgánica de la Participación, Evaluación y Gobierno de los Centros Educativos. 1995. PSOE) retrocede en la participación, frenó la posibilidad de ahondar en experiencias de gestión democrática, reforzó el papel de los directores y la inspección, aumentó el control y promovió la competitividad entre los centros. No llegó a desarrollarse porque en el 1996 ganó las elecciones el PP y se bloqueó el desarrollo de la ley que estaba en plena implantación y desarrollo.

LOCE (Ley Orgánica de la Calidad de la Enseñanza. 2002. PP) remata la faena de las leyes anteriores. La llamada ley de calidad significa un retroceso monumental y la aplicación a la educación de las políticas autoritarias y privatizadoras que estaba imponiendo el neoliberalismo. Esta ley no se llega a aplicar porque en el 2004 llega al poder el PSOE y la paraliza.

LOE (Ley Orgánica de Educación. 2006. PSOE) se queda a medio camino ya que toma cosas de la LOGSE y de la LOCE, sin atreverse a plantear una reforma en profundidad y realmente progresiva sobre lo anterior.

LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa. 2013. PP) retoma de forma casi idéntica la LOCE. Es la ley más reaccionaria que se hizo en democracia y nos retrotrae a los años sesenta del pasado siglo en muchos aspectos. Elimina la capacidad de decidir de los Consejos Escolares y de todos los órganos colegiados, que pasan a ser órganos consultivos. El director/patrón pasa a tener todo el poder y capacidad de decisión: jefe de personal, representante de la administración y con poderes casi ilimitados en su centro. Retoma la religión como asignatura. Pone la educación al servicio de la economía. Lo importante es el éxito de unos pocos, así se eliminan los programas de compensación educativa y los apoyos a los que más lo necesitan. Lo importante es la excelencia de unos pocos. Pocas cosas a favor de esta ley se pueden decir desde una conciencia y pedagogía crítica.

EDUCACIÓN CONCERTADA

Las ayudas a la concertada son conciertos firmadas a cambio de que ofrezcan el servicio educativo de forma gratuita. La realidad es que no es así y todos se las apañan para cobrar directamente o a través de otros servicios (comedor, psicólogo, actividades extras…). Lógicamente así se financia a todos los dueños de ese negocio, sea la Iglesia o titulares laicos. ]

Estrictamente no es una financiación a la Iglesia porque hay muchos colegios concertados que no pertenecen a la Iglesia (aunque muchos de éstos pertenezcan a organizaciones integristas católicas, pero no son la Iglesia tal cual). Lo que sí es, es una financiación a empresas privadas con dinero público.

En Europa sólo hay colegios concertados en Bélgica. Lo que pasa es que esto es un poco complejo porque no todos los países administran igual el dinero público. En cualquier caso, sí es un hecho que, en todos los países europeos, menos Bélgica, la enseñanza pública es absolutamente mayoritaria. En Francia, por ejemplo (al menos hace unos años), sólo iban a la privada los “malos alumnos” de buenas familias, que encontraban una forma más fácil de titular. Como pasa ahora en España con la Universidad. Por tanto, esto pasa también en algunos países como Bélgica, Irlanda, Italia…

CLASES DE RELIGIÓN

ENSEÑANZA PRIMARIA. En Colegios públicos. 6 cursos, de 7 a 12 años.
“Religión Católica de la Educación Primaria”, elegida por el 50 % en los últimos cursos. Enseñan de la incapacidad de las personas para alcanzar por sí misma la felicidad. Obliga a rezar en el aula para aprobar.
“Valores Sociales y Cívicos en Primaria” como asignatura optativa.

ENSEÑANZA SECUNDARIA. ESO, en Institutos públicos. 4 cursos, de 13 a16 años.
“Religión Católica de la Educación Secundaria” elegida por el 37 %. Dios como creador del mundo (creacionismo. Suprimidas las referencias al Budismo (sentido de la felicidad) y del Islam (valor moral de las obras), que si estaban en los anteriores programas.
“Valores Éticos” como asignatura optativa.

ENSEÑANZA MEDIA. BACHILLERATO. En Institutos públicos. 2 cursos. 17 y 18 años.
Deja de ser obligatorio el ofrecer esta asignatura, que deja a las Comunidades Autónomas y a los centros educativos decidir su inclusión y duración. Se explica la manipulación genética, aborto y eutanasia, que antes se daba en Secundaria. Se puede rechazar y no puntúa en las nota media final, pero chantajean diciendo que si quieres conseguir una beca, es más seguro que asistas a clase para así reunir más meritos para concedértela.
No hay asignatura optativa.

ENSEÑANSA SUPERIOR. En Universidades. De 19 años en adelante.
No hay clases de Religión, pero hay capillas en el interior de las Universidades Públicas, mantenidas por el Ministerio. En Madrid, en cuatro de sus seis universidades hay 21 capillas (Complutense 8, Polítécnica 8, Autónoma 1 y Juan Carlos I, 4) y 9 capillas en el resto del país. Y los curas dan misas y charlas habitualmente. Además hay capillas en los numerosos Colegios Mayores del Campus Universitario.

Con la ley LOMCE de Wert, la Iglesia obliga a los colegios e Institutos públicos a incluir las clases de religión en sus planes de estudio desde la etapa de Primaria, lo que obliga a lxs alumnxs a elegir entre la asignatura de Religión Católica y la de Valores Cívicos, vulnerando el así el derecho a la libertad de conciencia. Aunque sigue siendo voluntaria, ahora es por primera vez evaluable, o sea que contará para la nota media del curso, que es determinante para solicitar becas, por ejemplo. Además como se imparte dentro del horario lectivo, elimina unas 70 horas de clase perdidas por el alumnado para otras asignaturas. Se siguen ofreciendo clases alternativa a las de religión, pero es una asignatura residual, que no tiene ni libro de texto ni programa alguno.

Estas clases provocan la segregación del alumnado, en función de las creencias de sus familias. Quienes eligen la clase de religión católica se ven privados de la educación en los valores cívicos. ¿cómo van a practicar luego en su vida unos valores que no han aprendido? Los dogmas católicos van en contra del pensamiento crítico y la autonomía personal, además de no ser compatible con la educación en igualdad de niños y niñas, donde la mujer es siempre subordinada. La catequesis vuelve a la escuela y lo hace con los tonos machistas de los tiempos más rancios del nacional-catolicismo. Así, quien pierde es el cristianismo, que queda desacreditado.

Felipe González en 1992 introduce por ley el Islam y otras confesiones (evangélica, judía, etc.) en las escuelas públicas españolas; desarrollada luego por Zapatero en 2006 y mantenida casi igual por Rajoy en 2013, aquella legislación significaba en la práctica dejar a la religión católica en pie de igualdad con las demás religiones, condición perdida ahora con la nueva Ley.

Los obispos elaboran los programas, elijen a los profesores y los libros de texto de estas clases de religión católica. Sin embargo el pago de todo esto es a cuenta del Estado; con la Iglesia se funciona al revés: el que paga, acata. Es uno de los ejemplos más claros de que casi cuarenta años después de la Constitución no se ha hecho todavía la “transición religiosa” que termine con los privilegios de la Iglesia Católica. Ningún partido político de los que ha gobernado hasta ahora ha denunciado los acuerdos de 1979 con la Santa Sede, que se redactaron de forma previa y al margen de la Constitución.

librorojo7

4 respuestas a “Rebelión en las aulas

  1. Buen artículo de gilipolleces, mejor que el strambotic de público. La escuela es y será la que la sociedad necesite en cada momento, te guste o no. El resto son pajas mentales de los pedabobos de turno que intentan dignificar su papel de nuevos guardianes de la moral. Si quieres cambiar el modelo escolar, cambia el modelo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *