Vanity Fair

Publicado en ¿Qué pasa aquí?

alberto_garzon_1862_622x466

[…] al final la propia herramienta discursiva, es decir, cómo compone uno su discurso, tiene que ser una estrategia adecuada a los fines. Es evidente que si yo voy a una cola del paro y voy a intentar hacer proselitismo y convencer a la gente de que hay que ir a una manifestación, por poner un ejemplo, es inadecuado que yo utilice terminología, digamos, académica marxista.

Alberto Garzón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *