Violencia policial en Villalba

Publicado en ¿Qué pasa aquí?


“Antes de comenzar la grabación unos jóvenes se encontraban tomando unas cervezas en la calle, el agredido acababa de llegar de trabajar, lo primero que hizo el agente al interpelarles fue cruzarle la cara de un tortazo y ponerlo contra la pared, el vídeo habla por si mismo, después los agentes del “orden” se marcharon excusando su comportamiento en que llevaban “muchas horas de servicio”, afortunadamente un amigo del agredido pudo filmar lo ocurrido sin ser descubierto y hacer público así una de las lacras de nuestra ciudad, agravada últimamente con la llegada de Guardias Civiles novatos que ya se han popularizado por su falta de preparación y exceso de celo,sumándose a los problemas causados por las mismas actitudes de BESCAM y Policía Local (esta última instigada por los responsables políticos del anterior equipo de gobierno del PSOE) el maltrato policial a jóvenes y/o inmigrantes y la impunidad con la que se oculta o criminaliza a sus victimas es una constante en nuestra ciudad.”

3 respuestas a “Violencia policial en Villalba

  1. “Aquí pasa lo que pasa/ no hay español verdadero/ que esté tranquilo en su casa”.(Coplas de Juan Panadero sobre el terror, Rafael Alberti) Ni en su casa ni en la calle. Desclasados,”prófugos del arado” se les llamaba antes, hoy prófugos de la limpieza de cagarrutas de perro por las calles o de las colas del paro,ponen su violencia -cobarde por desigual- al sevicio de los que explotaron a sus padres o de los que fusilaron a sus abuelos; jamás están cuando va a cometerse un delito, si se huelen una situación en la que tengan que arriesgarse en defensa del débil se dan la vuelta: deserción.El jefe del SUP se manifiesta en Sol con los indignados:dice que él y sus sindicados (los más numerosos del gremio)comparten las reivindicaciones del 15M;pero recomienda a los demás manifestantes obedecer sin rechistar a los “agentes del orden”, ¡faltaría más!Refiere que cuando él llegó a la DGS(hoy palacio de Esperanza Aguirre, ¡qué casualidad!)como poli debutante, los mandos policiales le quitaron El País porque sólo permitían leer El Alcázar, periódico incitador al golpe de estado.¿Qué hacía un progre como él estudiando para policía en tiempos de Franco (o recién muerto el tirano, que seguían siendo sus tiempos como siguen en buena medida siéndolo hoy)y por qué lo destinaron a aquella espelunca principal de la tortura que era la Dirección General de Seguridad
    en vez de destinarlo a cualquier comisaría? El sistema del que son mercenarios -y ellos mismos- sostienen un discurso magnificador de su naturaleza y funciones, pero lo primero y lo último para lo que les pagan es la represión, que muchos ejercen con placer orgiástico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *