El cuento de la Navidad

Publicado en Memoria Histórica

elcuentodelanavidad.jpg
Comunicado de ATEOS EN LUCHA
EL CUENTO DE LA NAVIDAD
Breve texto desmitificador de la realidad histórica de la Navidad
Los primitivos cristianos no celebraban la Navidad. Durante los tres primeros siglos la fiesta más importante era la Pascua, o sea lo relacionado con la pasión y muerte de Jesús, cuya fecha del nacimiento era un misterio; con el tiempo fue aumentando su interés, llegándose a celebrar en muy diferentes fechas a lo largo de los primeros siglos.


En el año 354 el emperador Constantino estableció el domingo como día sagrado de la semana, pues hasta entonces era el sábado por mimetismo de los judíos y estableció también el 25 diciembre como nacimiento de Jesús, que hasta entonces era la festividad del “Natalis Invictus”, el nacimiento del Sol y del dios Mitra (en una cueva de una madre virgen), las dos religiones dominantes a las que iba desplazando.
Según la tradición, tras nacer en Belén, Cristo se crió y pasó buena parte de su vida en Nazaret, en Galilea, donde vivían sus padres terrenales, de tal manera que era conocido como El Nazareno. Sin embargo, Nazaret no aparece en ningún mapa, doc. o registro de los romanos y ni siquiera es mencionado en el Talmud, ni en los escritos de San Pablo, que son anteriores a los evangelios. La actual aldea de Nazaret apareció materialmente hacia el siglo VIII con el objeto de aprovechar el interés de los numerosos peregrinos a Tierra Santa, que querían conocer esa ciudad de la que hablaban los evangelios.
y LOS REYES MAGOS
Los evangelios solo hablan de: “unos magos que venían de Oriente”, o sea que ni eran 3 ni eran reyes. En las catacumbas de Roma los magos aparecen siempre en número par: 2, 4, 5, 8 e incluso 12, por similitud con los apóstoles.
El emperador Constantino los estableció en tres: Melchor Gaspar y Baltasar y su madre santa Elena localizó nada menos que sus cuerpos en Jerusalén, que desde 1164 se conservan en una urna en la Catedral de Colonia. Los regalos de oro, incienso y mirra fueron los mismos que recibió al nacer el dios hindú KRISNA.
Fue en la Edad Media cuando se convirtieron en reyes y la ofrenda adquirió un tinte feudal de vasallaje. Coincidiendo con los primeros viajes de los portugueses a África, la jerarquía católica decidió que uno de los magos fuera negro; tras el descubrimiento de America, no cuajó la iniciativa española de que otro mago fuera también indio.

6 respuestas a “El cuento de la Navidad

  1. Por un lado todo eso está way y por otro no importa nada.
    No se pueden analizar los rituales como un texto, lo q se analiza son las prácticas, en ningún ritual de ninguna cultura lo relevante es el texto.
    A los niños se les familiariza con los rituales y las prácticas desde el nacimiento. Si lo importante fuese el texto los niños nunca participarían.
    Quiero decir q por mucho q sea una mierda no nos podemos escandalizar por la invención y por lo irracional de todo esto yo mas bien hoy en día intentaría desmontar el pensamiento racional y las prácticas científicas

  2. Señoor Gorka, creo que usted se confunde.
    En el ritual de nuestra cultura que es el mundo del arte si es, o parece ser, importante el texto.
    Por eso los niños y los limpios de espíritu nunca participan.
    Amén y adios.

  3. ateo en descanso… ¿el ritual de nuestra cultura es el mundo del arte? lo dices como si fuese el único ritual!
    Por otro lado estoy en completo desacuerdo xD en el mundo del arte el texto no importa una mierda, si analizamos mediante qué mecanismos adquieren valor las obras de arte, quien compra arte y con que fines vemos que texto carece de importancia.
    Saatchi q es el único q sabe aquí realmente de que va la película lo tiene muy claro “money is the message” lo demás es “vana palabrería liberal” xD

  4. Me referia, evidentemente, a uno de los rituales de nuestra cultura…
    Saatchi es el Escribá de Balaguer del arte contemporáneo.
    Y todos sus subditos deberian estar en Torreciudad.
    De acuerdo parcialmente, a mi igualmente el texto ya me está cargando un poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *